Hay que cambiar hábitos de consumo: obispo

Algunas cosas son prioritarias pero "unos preferimos tener el último aparato de moda aunque no haya que comer para el día".
Las familias no pueden hacer dispendios.
Las familias no pueden hacer dispendios. (Iván Carmona)

Nezahualcóyotl

El obispo de la Diócesis de Nezahualcóyotl, Héctor Luis Morales Sánchez, afirmó que ante al modelo económico del país y el aumento en el costo de productos de la canasta básica e insumos diversos, en parte derivado de la Reforma Fiscal, "el ciudadano mexicano debe cambiar sus hábitos de consumo y aprender a administrar su gasto.

"Que si bien hay un modelo económico que se ha querido imponer o establecer, es cierto, pero eso ya depende de nosotros, si lo aceptamos o no", abundó.

Dijo que ante los incrementos de los productos de la canasta básica la población debe ordenar sus gastos, "saber entender que hay cosas que sí son prioritarias y hay otras que no y no nos vamos a morir si no las tenemos; lamentablemente es lo que ha pasado, pero unos preferimos tener el último aparato de moda, aunque no tengamos que comer para ese día".

El ciudadano común debe tomar estrategias integrales para administrar su salario y no hacer dispendio; "porque los empresarios que tienen algo para vender, lo ofrecen y ese es su trabajo, que vendan lo que quieran, pero yo compro lo que necesitamos, por qué nos vamos a meter en eso, querer normar la vida al empresario y productor, nosotros somos los que tenemos el poder adquisitivo, pero si seguimos queriendo comprar lo superfluo cuando lo necesario no lo buscamos, no nos va alcanzar nunca el salario, ni lo poco ni lo mucho que tengamos".

Reconoció que hay mucho dispendio, "nosotros somos los que nos hacemos consumistas".

La solución no estará en el sistema económico ni la podrán dar las autoridades federales o los empresarios; "yo lo veo de este pelo: en cuanto a la formación que los papás nos den, si vemos que hay dispendio en la casa, eso es lo que vamos a aprender nosotros también.

"Es poco lo que tenemos, con eso vamos a vivir, muchas familias han salido adelante así; yo no digo que sea lo mejor, pero muchas veces al no haber vivido la carencia, no hemos podido saber aprovechar la abundancia".