Por calor, se extreman precauciones

Con la época de calor se recomienda: el cuidado en el consumo y preparación de alimentos, constante hidratación para disminuir el riesgo de insolación además de altos cuidados de higiene.
En esta época se recomienda no comer en puestos callejeros.
En esta época se recomienda no comer en puestos callejeros. (Arturo Andrade)

León Guanajuato

Debido a que está iniciando la temporada de calor es recomendable poner cuidado en la selección y preparación de los alimentos para evitar que estos sean consumidos en algún grado de descomposición y que puedan generar algún problema de salud.

En esta temporada de altas temperaturas los alimentos más riesgosos son la carne, el pescado y mariscos crudos – como el ceviche-, los lácteos y los embutidos en general como jamón y salchicha, que están expuestos a la temperatura ambiente, es decir, fuera de un refrigerador.

María del Consuelo Boy Ayala, nutrióloga de la Unidad de Medicina Familiar 56, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en León, dijo que además de cuidar que los alimentos estén en buen estado hay que cuidar la higiene al prepararlos y consumirlos.

Hay que lavarse las manos antes de prepararlos, al ingerirlos y después de ir al baño para evitar contraer amibiasis y tifoidea, entre otras enfermedades.

Dijo que cuando se adquiere alguna de estas enfermedades es posible que haya vómito, diarrea y deshidratación, dolor de cabeza y de estómago, por lo que el afectado deberá acudir a recibir atención médica y no automedicarse para no generar mayores complicaciones.

Por lo que recomendó que al consumir frutas y verduras, tienen que estar bien lavadas y desinfectadas.

Además, se debe evitar exponer a los rayos solares los alimentos para no favorecer su descomposición y que en un momento dado ya no puedan consumirse; al comprarlos, dijo, se debe verificar la consistencia y el olor de la comida y la calidad, tanto del producto como del lugar donde se adquieren.

Otra parte importante en la temporada de calor es la hidratación, por lo que exhortó a la población a beber, bajo medición, de seis a ocho vasos de agua natural al día.

México es el primer país en consumo de refresco y que su consumo debe ser mínimo o nulo en la dieta diaria; tampoco se debe de abusar en el consumo de jugos naturales, que también tienen alto contenido de azúcar.

En esta temporada de calor también se debe de evitar consumir alimentos en la vía pública por la duda en cuanto a la calidad, preparación e higiene de los mismos, que podrían traer consecuencias a la salud.