Con tamborileros y glorias, inicia el Café con Historia

Festejos por el décimo aniversario comienzan entre olores y sonidos en el Museo de Historia.
El alcalde de Linares, Roque González Palacios, interpretó dos melodías
El alcalde de Linares, Roque González Palacios, interpretó dos melodías (Foto: Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

En el cazo caliente de doña Clementina Leal Rodriguez los olores de la leche quemada atraen a paseantes  de la Explanada Santa Lucia. Es de las pocas ocasiones en que se puede comer una gloria recién hecha.

Junto a ella, cerca de 10 artesanos provenientes de Linares, Nuevo León se instalaron en el lobbie del Museo de Historia Mexicana como invitados especiales por el arranque del décimo aniversario de Café con Historia, el ciclo que ha reunido a casi 23 mil asistentes en torno al estudio a la historia regional.

Afuera, la leche quemada cocinándose atrapa a los paseantes.

"Les llama la atención porque está recién hecha, pues no se trata de un producto almacenado", comenta María Clementina Leal Rodríguez, productora de dulces de leche quemada.

Además del típico dulce, también se ofertaron conservas, pan de elote, tejidos, pinturas al oleo y productos de miel. En cada una de las 10 sesiones de Café con Historia se estará ofreciendo al público una muestra de los productos artesanales de cada municipio.

Gusto por la historia

El Café con Historia es un ciclo que data de hace 10 años, donde los cronistas de cada municipio han ofrecido toda case de temas relacionados con la cultura regional. Todo inició en la antigua cafetería del Museo de Historia Mexicana, con la organización de Elvira Ramos, Juan Alanís Tamez y Napoleón Nevares Pequeño.

Con el apoyo de la Asociación Estatal de Cronistas Municipales Jose P. Saldana, las sesiones han hablado de toda clase de temas: pioneros en la radio, artesanos destacados, el medio ambiente hasta leyendas sobrenaturales.

Tocó el turno para la historia de Linares, donde en voz de su cronista Armando Leal Ríos se recordó a los personajes fundacionales, así como a la participación en diversos hechos históricos en los que ha participado su gente.

Antes de iniciar el evento se recordó a Eliseo Garza Salinas, ex director de Tres Museos, donde el cronista Leal Ríos recordó el apoyo que siempre recibió la asociación por parte del promotor cultural.

La velada no sólo fue una conferencia de una hora de duración, sino que involucró a grupos de danza folklórica del municipio, una representación sobre la historia de fundación de Linares y hasta música popular.

Fue en este acto cuando el alcalde de Linares, Roque González Palacios, subió al escenario para interpretar dos melodías. Como no podía ser de otra manera, tomó el micrófono e interpretó dos éxitos de los cadetes de Linares: "Te perdono" y "No hay novedad".

De buena voz, el edil se ganó al público al final de la interpretación de las canciones.

Después siguió el turno al grupo El Puente entre el pasado y el futuro de la tambora y el clarinete, que dirigen los maestros Rogelio Reyes (clarinete) y Elizabeth Silva (tambora), y que pertenecen a la Casa de la Cultura de Linares.

"Ha sido una tradición para mí hacer esto, desde el 51 que toco. He andado en muchas partes, afueras, en muchas repúblicas", comentó don Rogelio Reyes.

El evento logró casa llena en el auditorio del MHM, incluso se habilitó una pantalla en el lobbie para el público que llegó más tarde.

Mientras la presentaciones se daba, los paseantes compraban las glorias recién preparadas, mientras que se tomaban fotografías con doña Clementina meneando el cazo para que la leche quemada cuajara.

"Aquí me tengo que estar dos horas, pero al final el sabor vale la pena".