Abandonados por familiares, la mayoría de cadáveres no identificados en morgue

40 por ciento de cadáveres sin identificar, tuvieron muertes que se relacionan al crimen. El 60 por ciento de los cuerpos que permanecen en la morgue corresponden a enfermos abandonados por familiares

Guadalajara

Si el hecho de que alrededor del 40 por ciento de los cuerpos que no han sido identificados en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) en los últimos 15 años están relacionados con muertes en las que se involucra al crimen organizado, puede resultar preocupante para algunos, existe otra cifra que podría resultar aún más escalofriante, pues el IJCF registra que la mayoría de los cuerpos no identificados, corresponden a enfermos abandonados por sus familiares.

“A veces se trata de personas de rancherías o en condiciones muy humildes que hacen un esfuerzo por llevar a sus familiares al hospital y ahí se quedan”, señaló el director general del IJCF, Luis Octavio Cortero Bernal, que explicó que cuentan con casi 700 restos humanos que corresponden a personas que no han sido identificadas, por lo tanto, tampoco reclamadas por familiares.

TE RECOMENDAMOS:Capacita forense a familias de personas desaparecidas

Desde el año 2000, a la fecha, el número de personas que permanecen en gavetas, sepultadas o que fueron incineradas luego de pasar un tiempo en las instalaciones del IJCF, sin que nadie los reclamara, asciende a 652, de los cuales, 152 han sido sepultados desde el 2012 a la fecha, pues antes la ley permitía la cremación de cadáveres, y en esas condiciones, el instituto mantiene poco más de 500 registros bajo su resguardo.

El proceso de almacenamiento de cuerpos incluye la creación de un padrón completo con información de cada uno de los cuerpos que se encuentran bajo resguardo del instituto, desde el sexo y la edad de la persona, hasta rasgos físicos muy específicos como el color de ojos, cabello, piel, existencia de cicatrices, tatuajes, marcas de nacimiento, y por supuesto, una muestra de ADN para facilitar su identificación al compararlo con la de alguna persona interesada o que considere que por sus características, podría tratarse de su familiar.

El instituto ha recogido y realizado autopsias de miles de cuerpos, que permiten obtener datos que van más allá de los motivos de la muerte del fallecido, además, y sobre todo en el caso de quienes no son identificados, logran ofrecer otros indicios que cuentan parte de la historia que rodea a estos muertos, “muchas personas fueron abandonadas en los hospitales, en ocasiones gente que los trajeron de fuera, sobre todo en el Hospital Civil, que ahí dejan a su familiares porque ya no tienen dinero para tratarlos o sepultarlos”.

El instituto cuenta además, con un banco de alrededor de 5 mil registros de ADN para la búsqueda y comparación de identidades, y aunque es complicado que haya quienes acudan a tratar de reclamar un cuerpo que lleva más de 15 años sin ser identificado.

MC