Bullying deja a niño en el hospital

El pequeño Iván Mauricio Sandoval fue agredido por un compañero de clases, quien le causó daño en el pulmón.
El niño permanecerá internado varios días en el Hospital Materno Infantil.
El niño permanecerá internado varios días en el Hospital Materno Infantil. (Foto: Archivo Milenio)

Guadalupe

Un menor de 10 años fue internado en el Hospital Materno Infantil debido a daños en el pulmón, causados por las agresiones que le propinaba un compañero de clases.

El niño víctima de bullying se identifica como Iván Mauricio Sandoval, y estudia en la escuela primaria José Merced Garza Hinojosa, ubicada en la colonia Praderas del Mirador, en San Nicolás de los Garza.

Alejandrina Lucio Cruz, madre del pequeño afectado, explicó que éste comenzó a ser golpeado a puntapiés por otro estudiante desde la semana pasada.

Sin embargo, fue hasta la tercera agresión cuando recibió notificación por parte de la maestra de su hijo, quien le pidió que acudiera al plantel debido a que Iván Mauricio había sido golpeado por otro niño.

"El jueves 5 de junio, el niño Gustavo le pegó al niño en el pecho, pero anteriormente ya le había pegado, el martes de esa misma semana, pero el niño no nos había dicho, hasta el jueves que le volvió a pegar y la maestra vio, me habló por teléfono", explicó.

Posteriormente, el menor fue llevado a consulta médica para su evaluación, pues comenzó a presentar molestias por golpes en la espalda y el tórax.

Los médicos detectaron que Iván Mauricio tenía líquido en el pulmón, y procedieron a internarlo.

Aunque el niño está fuera de peligro, permanecerá más días en el hospital para descartar riesgos.

No obstante, Alejandrina Lucio pide que las autoridades escolares le den la cara, pues ni siquiera el director del plantel ha entablado conversación con ella en torno al caso.

"Para esto, la maestra no me había dicho que había un seguro ahí en el plantel, hasta el lunes que me dijo. Me imagino yo que deberían de haber tomado cartas en el asunto en ese rato que el niño estaba adentro de la escuela, por lo menos llamarle a la ambulancia.

"Lo que no me pareció tampoco es que hasta ahorita no conozco al director, no ha dado la cara, ni siquiera se ha dado una hora para hablar conmigo", señaló la madre del menor.