Denuncian nuevo caso de bullying en primaria

El menor cursa el cuarto año de primaria, y su madre denunció el abuso que sufre su hijo por parte de sus compañeros quienes además de golpes lo han afectado psicológicamente.
Un nuevo caso de bullying salió a relucir en la capital del estado, ahora es psicologico por parte de menores de cuarto año.
Un nuevo caso de bullying salió a relucir en la capital del estado, ahora es psicologico por parte de menores de cuarto año. (Milenio Digital)

Ciudad Victoria

Ha surgido la denuncia de un nuevo caso de bullying en una escuela primaria de Ciudad Victoria, mismo que mantiene a un menor de edad no solo con graves daños físicos sino psicológicos. Se trata de la escuela Lauro Aguirre, lugar donde estudia Jesús, acosado y golpeado por algunos de sus compañeros de clase desde que estaba en primer grado.

El niño, que ahora cursa el cuarto año escolar, mostró algunas de las consecuencias de las agresiones que sufre y describió lo que ha venido soportando día a día desde hace años.

Dice que se despierta en las noches con miedo y sueña que sus compañeros lo golpean o lo encierran en el baño.

"Me patean siempre en la espalda u otra cosa, a veces me esconden la mochila, una vez me encerraron en el baño. Los niños que me molestan son Ezequiel, Carlos, Andrés, Edgar y Abelardo. A veces me amenazan que si le digo a mi mamá me van a pegar más fuerte".

Jesús, está siendo atendido por el área de psicología en la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

"A veces sueño que me están haciendo esas cosas, el doctor me dijo que tomara unas pastillas para que no soñara que me golpean u otras cosas".

Nereida, madre de Jesús, sostiene que la directora del plantel le ha pedido no hacer público este asunto con el fin de mantener el prestigio de la escuela, sin embargo, alentada por los propios médicos y especialistas que han visto a su hijo se decidió a denunciar.

"Mi niño está presentando bullying desde primer año de primaria, eso lo saben las maestras, se le comentó a la maestra y dijo que esas eran cosas de niños, lo dejé y paso el tiempo y en tercero se incrementó más, fue el año pasando cuando lo encerraron en el baño y con un compás le picaron el pecho, le destrozaron tres playeras, que las tiene la directora y las he ido a pedir y me dice que se le perdieron y que me las va a pagar".

Jesus ya no quiere ir a la escuela, en reiteradas ocasiones le ha pedido a su mamá que ya no lo lleve.

El caso de Jesús está documentado tanto en la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Tamaulipas (Codhet) como en la Secretaría de Educación estatal (SET).

La directora de la escuela primaria, Guadalupe Ruiz Hernández, también contestó una carta en donde reitera su postura de negar los hechos y minimizar el problema.

"Ya basta el niño llegó con unos moretones en la espalda, en la pierna y en la cintura".

Nereida, ha considerado sacar a su hijo de la escuela; Jesús, a pesar de la problemática, es un niño que mantiene un promedio de 9.5 de aprovechamiento.