Informales y puesteros, el otro lado del Buen Fin

Los estucheros e incluso los vendedores de elotes u otro tipo de comidas también ofrecieron sus productos a bajo precio.
Los puesteros también aprovecharon el Buen Fin.
Los puesteros también aprovecharon el Buen Fin. (Leonel Rocha)

Monterrey

Aunque la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) obliga a los interesados en participar en el Buen Fin a registrarse y presentar las imágenes oficiales de la celebración en sus establecimientos, el sector informal también aprovecha el interés de miles de compradores para incrementar sus ventas. 

En un recorrido por el primer cuadro de la ciudad realizado por MILENIO Monterrey se constató que comerciantes informales aprovechan para instalar letreros del Buen Fin, y ofrecer sus propias ofertas y descuentos.

Este fin de semana, de acuerdo con algunos entrevistados, les sirve para incrementar sus ventas y empezar con la temporada de navidad. Se ofertan juguetes, regalos y hasta decoraciones navideñas en precios más bajos de lo normal.

Puesteros, vendedores de tacos, elotes y demás comidas callejeras, así como vendedores de productos automotrices, por ejemplo, dispusieron descuentos y letreros del Buen Fin en sus establecimientos.

Se ofertaron durante todo el fin de semana productos a la par con las ventas de productos de Buen Fin. Se entrevistó a comerciantes informales o puesteros este lunes, quienes aseguraron que aunque no ofrecen beneficios fiscales o meses sin intereses en sus ventas sí ven beneficios en estos días. 

Sobre todo, aseguraron, con personas que no cuentan con tarjetas de crédito o buscan productos más baratos.

No todos pueden o buscan hacerse de televisiones de plasma o aparatos electrónicos de altos precios; hay quienes buscan aprovechar el Buen Fin sólo para comprar ropa o juguetes pequeños para sus niños.

Otros que aprovechan las ventas son los vendedores de alimentos en puestos informales, como tacos y elotes, que se acomodan en las afueras de centros comerciales o tiendas de autoservicio para ofrecer a los compradores una botana antes de continuar con sus ventas. 

Son este tipo de vendedores los que aprovechan con letreros del Buen Fin (en los colores oficiales, rojo, amarillo y blanco, informando a los compradores que tienen ofertas), para ofrecer precios en sus productos: dos por uno en elotes, una orden de tacos a precio regular con un refresco de regalo, o descuentos en sus productos.

Sin embargo, la Canaco –creadora de la iniciativa del Buen Fin– pide a los comerciantes que cumplan con ciertas características para poder participar en este fin de semana de descuentos, incluidos beneficios fiscales y la afiliación a una base de datos que recoge la información de todos los comercios participantes, sucursales, y promociones.