Precios del Buen Fin no convencen a regios

Aunque muchas personas hicieron diversas compras, los precios no eran los que esperaban.
Esperaban que los precios fueran más bajos.
Esperaban que los precios fueran más bajos. (Roberto Alanís)

Monterrey

Aunque las calles del primer cuadro de la ciudad se vieron repletas por quienes acudían a comprar a tiendas en el Buen Fin, regiomontanos coincidieron en que las ofertas eran pocas o bajas.

En un recorrido realizado por MILENIO Monterrey por tiendas de la calle Morelos y la avenida Juárez este sábado por la tarde, hubo hasta quienes expresaron que había precios altos.

Dentro de la Plaza México, una de los espacios de comercio representativos en el primer cuadro, la señora Mary López -con algunas bolsas en mano- aseguró que las ofertas no eran de su agrado.

“Compro porque tengo que comprar zapatos, pero no se me hacen buenas estas ofertas”, dijo.

Aunada a la voz de la señora López, Jocelyn, cliente de la plaza comercial en Morelos, manifestó que adquirió unos zapatos para su hijo sin la intención de encontrar ofertas.

“Están más caros los precios, lo que pasa es que en estos días le suben a las cosas y luego le bajan los precios para que crean que son ofertas”, detalló.

Con un viento helado y el sol que se asomaba por la tarde, los regiomontanos abarrotaban las calles y el carril habilitado en la avenida Juárez.

Las compras de quienes transitaban por la avenida Juárez -desde la calle Padre Mier hasta Juan Ignacio Ramón- se resumían en calzado para la familia, ropa y artículos diferentes.

Alejandrina, otra madre de familia que acudió al centro de la ciudad para buscar ropa para su familia, indicó que no ve cambios significativos en los precios. Sin embargo, aprovechó el puente para comprar ropa antes de Navidad y unas botas en lo que gastó unos mil 500 pesos.

“Incluso le digo, mi esposo fue a Walmart, una tienda que dicen que había electrónica en oferta y vimos una tele con el precio igual que la semana pasada”, declaró.

Otra de las personas que acudió a comprar artículos en el marco del Buen Fin fue Ana Karen. Guiada por la mercadotecnia lanzada para aprovechar los días “más baratos del año”, llegó a una tienda del centro de la ciudad a tratar de comprar edredones en oferta.

“Esperaba encontrarlo con el precio más bajo, pero ni modo, me lo llevé para aprovechar la vuelta”, contó mientras en una mano llega el edredón y en la otra a una hijo menor.


Aprovechan en San Pedro Buen Fin

Contrario a lo que se observa en el primer cuadro de la ciudad, en el municipio de San Pedro Garza García, asistentes a las plazas comerciales como San Agustín, contaban con presupuestos de compra más altos.

Mientras que en el primer cuadro llegaban a erogar hasta poco más de mil por ropa, en el caso de quienes pretendían comprar en tiendas departamentales de San Agustín aceptaban que había pocas ofertas, pero destinaban un presupuesto de más de seis mil pesos en ropa.

“Vine a comprar ropa para mis hijas, aprovechamos poco el Buen Fin, pero de todas maneras pensábamos comprar ropa. Nuestro presupuesto está entre cinco mil y seis mil pesos”, comentó Karla Treviño.