Colonos temen brotes de cáncer por desechos tóxicos

Acusan al Sector Salud de no atender sus reclamos y a las instancias de protección al medio ambiente por permitir que tiren los residuos.
Aseguran el confinamiento de materiales peligrosos sigue dándose.
Aseguran el confinamiento de materiales peligrosos sigue dándose. (Aristeo Abundis)

Pánuco

Habitantes de las comunidades de Las Ánimas, Antonio J Bermúdez, Canoas y Cacalilao pertenecientes al municipio de Pánuco se quejan de la apatía que han manifestado instancias como el Sector Salud y la Procuraduría de Protección al Medio Ambiente en el caso de la utilización de un terreno ejidal convertido en confinamiento de desechos tóxicos.

De acuerdo a Concepción Villanueva Hernández presidente del llamado Frente Cívico Cacalilense en la zona habitan poco más de mil familias que están expuestos a riesgos de enfermedades cancerígenas por el consumo de agua contaminada en la filtración de los desechos tóxicos pues en época de estiaje la única fuente de abastecimiento de esa región es un pozo que está justamente a un costado del confinamiento de desechos.

Villanueva Hernández dijo que se trata de empresas que trabajan para Petróleos Mexicanos las que realizan este riesgoso trabajo y de acuerdo a médicos de esa región ya se han presentado varios casos de cáncer incluso varias muertes que pueden ser atribuibles a la contaminación del manto acuífero por filtración.

También destacó que solicitaron un estudio físico, químico y bacteriológico que aún no se ha dado pero las autoridades de Salud sin ningún sustento aseguran que no hay riesgo para los ciudadanos por lo que también consideran que se puede estar dando una acción de proteccionismo a las empresas contaminantes y sería grave que por esta irregularidad se ponga en peligro la vida de cientos de personas.

Finalmente indicó que en una simulación las empresas aseguraron que ya no tiraban desechos sin embargo por las noches tienen documentado que si hay movimiento en el terreno ubicado en el ejido Las Ánimas y que el confinamiento de materiales peligrosos sigue dándose de manera impune.