Niega Semadet brigadas fantasma; apoyarán a los deudos de la víctima

Para mejorar la capacitación, se impartieron cursos en las comunidades de San Andrés Cohamiata, San Sebastián y Tuxpan de Bolaños.

Guadalajara

La Semadet lamentó ayer por la tarde “profundamente el sensible fallecimiento del brigadista forestal voluntario Marcelo Díaz Zavala de 33 años de edad, quien perdió la vida el pasado 26 de mayo en un accidente mientras participaba en el combate de un incendio en el predio Las Tapias de la comunidad San Andrés Cohamiata en Mezquitic”, señala un posicionamiento de la dependencia entregado a solicitud de MILENIO JALISCO.

El incendio “tuvo su origen en un quema agrícola que se salió de control y que debido a las ráfagas de viento se propagó rápidamente presentando un comportamiento en extremo repentino, lo que ocasionó que Díaz Zavala fuera envuelto entre las llamas mientras se desplazaba hacia la parte alta de la montaña. La Semadet reconoce que el combate de incendios forestales es una actividad de alto riesgo en la que lamentablemente se presentan pérdidas de vidas humanas”, precisa el texto.

La institución “está acompañando a los deudos de la víctima para la integración del expediente correspondiente y poder así hacer uso del seguro de vida y gastos funerarios con que cuenta la Conafor para los combatientes forestales a nivel nacional”.

Referente a los señalamientos de que existen brigadas “fantasmas”, explica la dependencia que “se trata de brigadas voluntarias, que únicamente se integran para atender un incendio que se encuentre dentro o aledaño a su comunidad por lo que no forman parte de las brigadas institucionales de la dependencia, ni cuentan con un destacamento permanente en algún sitio determinado y se integran de manera temporal”.

Para mejorar la capacitación, se impartieron cursos en las comunidades de San Andrés Cohamiata, San Sebastián y Tuxpan de Bolaños. “La Semadet reconoce la existencia de un diferencia interna entre las comunidades de carácter histórico en el cual se ha estado trabajando para poder solucionar las diferencias de forma consensuados para garantizar la conservación de los bosques mediante un correcto manejo del fuego”, y “se compromete a darle seguimiento a los señalamientos de una manera objetiva y reforzar las acciones de prevención y combate de manera estratégica, así como las capacidades de todos los involucrados”.