El botiquín casero, un útil aliado

Se estima que menos del 10% de los hogares tiene un botiquín adecuado. En la mayoría, se dispone sólo de un cajón con sobras de medicamentos.
¿Qué debe contener? Productos para dar respuesta ante lesiones comunes en el hogar, raspones, cortadas, ámpulas, golpes y lastimaduras menores, que no requieren ayuda médica o en tanto se traslada a un centro de salud
¿Qué debe contener? Productos para dar respuesta ante lesiones comunes en el hogar, raspones, cortadas, ámpulas, golpes y lastimaduras menores, que no requieren ayuda médica o en tanto se traslada a un centro de salud (Especial)

Guadalajara

El botiquín casero es uno de los instrumentos más útiles que pueda contar en su hogar. Su utilidad se multiplica si tiene niños y si es periodo vacacional, como el que arranca hoy, y si es tan fácil de transportar que lo pueda llevar consigo a los sitios de recreo. Sin embargo, con frecuencia esta herramienta es poco valorada.

De acuerdo con Javier Moreno Salazar, médico de la Cruz Roja Guadalajara y actual responsable de Captación de Fondos de esta institución, “menos del 10 por ciento de los hogares mexicanos tiene un botiquín de primeros auxilios adecuado”. Con frecuencia el botiquín que se tiene tras el espejo del baño o el que llena “el cajón de las medicinas” con sólo sobras de medicamentos prescritos en el pasado, que se guardan hasta mucho después que han caducado.

El botiquín de primeros auxilios es una herramienta con un conjunto de elementos para cubrir una necesidad de atención médica primaria. Hay diversos tipos de botiquines, en función de quien lo maneja —un profesional de la salud o cualquier ciudadano— o de los usuarios a los que servirá: un centro de trabajo, escuela, club deportivo o el hogar.

“El botiquín que se tiene en casa debe estar dirigido a atender las lesiones que se presentan comúnmente en este ámbito. Raspones, cortadas, ámpulas, golpes y lastimaduras menores, que no requieren ayuda médica”, refirió Moreno, tras subrayar que ante una lesión importante siempre debe acudirse a la unidad de urgencias.

“Este botiquín debe contener productos de tres grupos: materiales secos —algodón, gasas, vendas para cubrir lesiones y guantes de látex para quien realice las curaciones, entre otros—, materiales líquidos —solución salina y algún antiséptico— y materiales complementarios, como tijeras y lámpara de baterías”. Implementos que en su mayoría se pueden adquirir en una farmacia y son de bajo costo (ver cuadro anexo).

A propósito de los kits de primeros auxilios que venden en algunos supermercados, apuntó que “suelen ser muy vistosos, pero a menudo contienen una serie de cosas que no son necesarias y no tienen las que se requieren”, e insistió en la facilidad de armar el propio.

Moreno Salazar recalcó que el botiquín de primeros auxilios “no es una farmacia”. A su juicio sólo debe incluir ciertos medicamentos: dosis de emergencia si hay un enfermo crónico en casa y “debidamente etiquetadas”. Por ejemplo: “Juan, presión alta”, recomienda.  

En cuanto a pastillas para el dolor de cabeza,  los antigripales, el antidiarreico, fármacos para la fiebre, males estomacales, entre otros para problemas comunes, éstos deben estar en un pequeño dispensario aparte, aconsejó el médico.

El botiquín adecuado debe ser práctico, de fácil manejo para encontrar lo necesario a fin de atender a la persona lesionada y darle confianza en tanto se estabiliza y traslada a un centro de salud. Javier Moreno señala que los botiquines de lámina no son una buena opción “porque son fijos”, y lo mejor es uno de plástico o lona plastificada, que sea portable, ligero y se pueda llevar al sitio donde se ubica la persona lesionada. Que no se dañe si le cae agua.

Finalmente, hizo hincapié en que el botiquín casero debe estar en un sitio fresco, seco, donde no le de calor de ninguna fuente, ni luz solar. Que sea “un lugar conocido por toda la familia pero fuera del alcance de los niños, […] para evitar que jueguen al ‘doctor’ y puedan lastimarse o echar a perder los productos que contiene”. Si bien, no debe cerrarse con llave, pues podría suceder que cuando se le requiera no pueda abrirse con rapidez.

 

Hágalo usted mismo

 

Botiquín de primeros auxilios en el hogar

 

Debe estar instalado en un lugar accesible y conocido por todos los miembros del hogar, pero fuera del alcance de niños pequeños

 

Debe ser de material ligero, resistente al agua, fácil de transportar

 

No debe cerrarse con llave

 

No es una farmacia, ni depósito de restos de medicamentos o muestras médicas

 

Revíselo periódicamente

 

 

¿Qué debe contener?

Productos para dar respuesta ante lesiones comunes en el hogar, raspones, cortadas, ámpulas, golpes y lastimaduras menores, que no requieren ayuda médica o en tanto se traslada a un centro de salud

 

MATERIAL SECO

Vendas de diferentes tamaños. Para el control de hemorragias

 

Gasas de diferentes tamaños. Para cubrir heridas

 

Cinta adhesiva. Para pegar las gasas

 

Algodón o esparadrapo. Para limpieza de la piel

 

Toallitas de alcohol. Para desinfectar las manos de quien realiza una curación

 

Guantes de látex o vinilo. Para realizar una cura y protegerse del contacto directo con la sangre y otros fluidos

 

 

MATERIAL LÍQUIDO

Suero fisiológico o agua oxigenada. Para limpiar heridas, no debe emplea alcohol ni toallitas directamente sobre ellas

 

Antiséptico. Para prevenir la infección en las heridas

 

Suero oral. Para evitar deshidratación en casos de diarrea

 

 

 

MATERIAL COMPLEMENTARIO

Pañuelo. Para improvisar un cabestrillo, cubrir heridas, improvisar un vendaje.

 

Tijeras de puntas redondeadas. Para cortar tela sin herir a la persona lesionada.

 

Pinzas sin dientes. Para extraer una espina o vidrio enterrado

 

Mascarilla de autoprotección. Para dar respiración artificial boca a boca y evitar el contacto directo con posibles secreciones o vómito de la persona que se atiende

 

Termómetro. Para medir la temperatura corporal. Especialmente recomendable si hay niño en casa

 

Lámpara de baterías. Para atención en la obscuridad

 

 

Además, de acuerdo a sus circunstancias puede incluir…

 

Dosis de emergencia de medicamentos de uso diario para enfermos crónicos

 

Antiinflamatorios y pomadas para las quemaduras

 

Aparato para medir la tensión arterial. Los digitales son de fácil uso

 

 

Fuente: Dr. Javier Moreno Salazar. Cruz Roja Guadalajara.