Se va bipartidismo de GDL, llega proyecto de Alfaro

Guadalajara había sido gobernada por los partidos PRI - PAN por más de 27 años, hasta este 2015 que llega a la alcaldía Enrique Alfaro, de Movimiento Ciudadano.
Es la primera ocasión que gobernará PMC la capital del estado.
Es la primera ocasión que gobernará PMC la capital del estado. (Archivo)

Guadalajara

En diciembre de 2005, un grupo de priistas rompió sus credenciales de militantes del tricolor. Entre los inconformes, que principalmente se oponían a la designación de Roberto Madrazo como candidato a la presidencia de la república, estaba Enrique Alfaro Ramírez, quien diez años después encabeza al equipo que arremetió electoralmente contra sus ex compañeros y limita a dos Administraciones municipales su recuperación de la capital del estado.

Ese momento fue también el comienzo de un nuevo proyecto para ese grupo político. Primero, con el objetivo de apoyar a Andrés Manuel López Obrador como candidato a la presidencia de la república, incluida su exigencia del recuento “voto por voto” en 2006, y luego como parte de la izquierda en Jalisco.

Enrique Alfaro Ramírez, quien se posicionó como líder de ese grupo, fue candidato a presidente municipal de Tlajomulco de Zúñiga en 2003, bajo las siglas del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Perdió ante el panista Andrés Zermeño y tuvo que conformarse con ser regidor.

A su salida del PRI, todavía como edil en Tlajomulco, y por la cercanía con López Obrador, candidato a la presidencia por los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y lo que antes era Convergencia, fue designado candidato a diputado local de representación proporcional, lo que le permitió llegar al Congreso del Estado.

Para 2009, Enrique Alfaro se postuló nuevamente a la presidencia municipal de Tlajomulco, en una alianza entre los partidos Movimiento Ciudadano y PRD. Ahora sí consiguió el triunfo, de manera holgada, convirtiendo a ese municipio en el bastión de PMC. Ya siendo presidente municipal, rompió con el partido del sol azteca y, en particular, con el grupo Universidad de Guadalajara.

Fue entonces cuando comenzó a construir un proyecto que muchos interpretaron como personal, para buscar la candidatura a la alcaldía de Guadalajara y, seguramente, pensando en 2018 en la gubernatura. Pero las cuentas fueron superadas y los espacios que podría conquistar Movimiento Ciudadano comenzaron a proyectar a otros actores políticos de ese partido.

Según los primeros datos que se dieron a conocer ayer, su ventaja en al menos cuatro municipios de la zona metropolitana, así como en la mayoría de los distritos, los convierte en la fuerza política ganadora en los comicios intermedios que se celebraron ayer.