Exigen a Monterrey abrir información de bibliotecas

Coordinador de la bancada del PRI en el Congreso local afirma que existe un inejercicio de recursos federales destinados a la rehabilitación de estos espacios públicos.
Una de las bibliotecas abandonadas está en la colonia Valle de Santa Lucía.
Una de las bibliotecas abandonadas está en la colonia Valle de Santa Lucía. (Foto: Daniela Mendoza Luna)

Monterrey

La bancada local del PRI exigió al municipio de Monterrey abrir al público en general la información sobre el estado que guardan las bibliotecas de la capital del estado y advirtió que investigará el destino de los recursos que el Gobierno Federal envió para esto.

El tema tiene varias aristas, según explicó el líder del Grupo Legislativo del PRI, Édgar Romo García, quien señaló que el primero de éstas es que existe un inejercicio de recursos federales destinados a la rehabilitación de bibliotecas, pero que la alcaldesa Margarita Arellanes ha usado en el Programa de Acción Comunitaria.

“El municipio de Monterrey tiene frenada la educación de los regiomontanos, la preparación de los niños y niñas de Monterrey, hay un freno, están utilizando estos recursos de las bibliotecas para fines electorales, los están poniendo en el programa PAC, Programa de Acción Comunitaria, y es muy lamentable, porque es su estructura electoral”.

Esto explicaría la negativa del municipio a dar a conocer la información referente a estos espacios educativos, por lo que, dijo, solicitarán una investigación a fondo sobre el inejercicio de los recursos o el desvío de los mismos.

“Yo quiero pensar que es el inejercicio del dinero que ya nosotros vamos a exigir que nos rindan cuentas sobre qué pasó con este recursos que no se han aplicado… no se ha utilizado y tampoco lo vemos reflejado en las cajas de Monterrey, vamos a buscar que se investigue a profundidad a dónde fue a parar este recurso”.

Por otra parte, criticó la negativa del municipio de Monterrey a entregar a la sociedad civil la información sobre los estados físicos y de material con los que cuenta cada una de las 40 bibliotecas que existen en la capital del estado, por lo que exigió a la alcaldesa abrirse a la transparencia.

“Creemos que no se vale y que no debe de tener frenada la educación Margarita Arellanes, la alcaldesa debe permitir a los jóvenes tener lugares dignos para poder capacitarse, para poder leer, poder estudiar.

“Debe abrirse a la transparencia y no a la opacidad, cuando la sociedad civil está puesta para poder dar inicio a proyectos interesantes, como la construcción de bibliotecas en casetas abandonadas, pero si no vemos capacidad por parte de la autoridad y voluntad, va a seguir reinando la oscuridad en Monterrey”.

MILENIO Monterrey publicó este domingo que un grupo de ciudadanos intentó hacer una radiografía del estado que guardan las bibliotecas del municipio a fin de realizar un programa de recuperación de estos espacios, pero el Ayuntamiento les ha negado todo tipo de información al respecto.