En el aire situación de trabajadores de bares cerrados

Sexoservidoras y empleados de los negocios clausurados en el sector Alianza de Torreón, se manifestaron de nueva cuenta debido a que las autoridades siguen sin resolver.
De 33, 28 cantinas no volverán a abrir aseguró el alcalde de Torreón.
De 33, 28 cantinas no volverán a abrir aseguró el alcalde de Torreón. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

De nueva cuenta un grupo de sexoservidoras y trabajadores de los bares y cantinas que han sido clausuradas durante los operativos de seguridad al poniente de Torreón, se manifestaron para demandar que les devuelvan su fuente de ingresos.

Manifestaron que por lo menos 200 familias dependen de sus ingresos y que no han tenido respuesta del alcalde Miguel Ángel Riquelme Solís, ni del respaldo que les prometió públicamente.

Se les brindó por parte del municipio, únicamente una despensa para cada persona, sin embargo lo que requieren es una alternativa de empleo.

Miguel Riquelme había ofrecido empleos temporales y capacitación en diversos oficios

"Nos quedamos en ceros, queremos una solución para sacar adelante a nuestras familias. Nos traen con vueltas, que mañana y que mañana y no dan una solución", manifestó Juana Cordero, quien trabajaba en uno de los sitios cerrados.

Portaban cartulinas y emitian consignas contra las autoridades municipales, al considerar que actuaron en forma injusta, al quitarles su trabajo.

El alcalde de Torreón, Miguel Ángel Riquelme, había manifestado que ofrecería comprarles los terrenos a los propietarios de los sitios cerrados, al pretender ampliar el Museo del Algodón y que estos se dedicaran a otro giro, para no tener más cantinas en el sector poniente.

En lo que respecta a los trabajadores, aseguró que se les ofrecerán empleos temporales, la instrucción en otro oficio o se buscará que puedan ser contratados en otra parte.

Además dijo que el secretario del Ayuntamiento tuvo contacto con algunas de las personas que se manifestaron y que se están examinando los casos.

Así mismo detalló que se habla de 200 empleados, más considera que no pasan de 80, con los que se examinará la situación.