Aún con bandera negra, turistas desafían al mar

Los salvavidas dicen que los bañistas les hacían señas obscenas al corregirlos.
Los turistas no hicieron caso a los señalamientos.
Los turistas no hicieron caso a los señalamientos. (José Luis Tapia)

Madero

Es común ver en playa Miramar a los turistas ingresando a pesar de existe el anuncio de playa cerrada e ignorando las indicaciones de Protección Civil, ya que asegura el vacacionista es el motivo por el que realizan el largo viaje hacia la costa tamaulipeca.

Durante el periodo vacacional de Semana Santa 2014 permanecieron en la cima de las quince torres salvavidas banderas negras: “de playa cerrada”; banderas azules: “cuidado por aguas malas”; y roja: “no entrar por alto riesgo”.

Sin embargo, Don Arturo, procedente del vecino estado de San Luis Potosí, aseguró que a pesar de que el mar está picado se meten, porque “a eso venimos, a meternos al agua… tenemos cuidado y nunca nos ha pasado nada.

Venimos aquí dos veces por año”.El padre de familia potosino indicó que fue testigo del segundo bañista en Miramar que tuvo problemas en el mar y que inclusive perdió la vida. Indicó, “sí vimos que hubo un ahogado, pero se meten tomados, por eso pasan esas cosas”.

La señora Paulina González, vacacionista procedente de San Nicolás de los Garza, Nuevo León, con las rodillas llenas de arena por estar jugando con sus nietos explica que se mete al mar “con responsabilidad y están al pendiente”.

Recalcó que ha visto que algunos bañistas no acatan las indicaciones que hacen los guardacostas y los elementos de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) que están de guardia, y señala, eso es incorrecto.Por su parte el joven Carlos Jiménez Castro, originario de Saltillo, Coahuila, dice que sabe que el mar está “picado” pero “venimos desde muy lejos para disfrutar del mar, así que lo hacemos, pero nunca borrachos”.

Los salvavidas, que a lo largo de la playa están distribuidos 34 más el personal de la Semar, explican que es muy complicado lidiar con el turismo ya que no atiende las indicaciones de seguridad que hace protección civil.

Uno de los salvavidas de Miramar recalcó que la “marina les lee la cartilla a los turistas que no hacen caso y les dice, órale, otra vez que los veamos allá adentro del agua, nos los vamos a llevar”.

Reconoció el elemento de vigilancia en la playa que con la Semar la gente en ocasiones hace más caso “porque a nosotros nos mandan al chorizo, hay quienes desde adentro te dicen chinga tu madre con una seña”.

Durante el periodo vacacional de Semana Santa en Miramar hubo dos incidentes mortales y ambos tuvieron que ver con el consumo excesivo de bebidas alcohólicas y el mar, ya que no se tomaron las precauciones pertinentes.

Al respecto, Roberto Chávez Ortega, director de Protección Civil de la urbe petrolera, expuso que “la gente no hace caso las recomendaciones de que había varias corrientes y que la situación que se estaba dando no era para traer inflables, ni tampoco pasar más allá de la segunda playa”.

Insistió en que “la gente no sigue las recomendaciones, se batalla mucho. La gente quiere venirse a meter pero desconoce las condiciones del mar”.