Banco de Alimentos, baluarte contra la pobreza extrema

El 6.8 por ciento de la población de Puerto Vallarta está catalogado en el nivel de pobreza extrema, por lo que se realizan diversas labores para apoyarlos con alimento. 
Familias de escasos recursos reciben alimento como apoyo.
Familias de escasos recursos reciben alimento como apoyo. (Guillermo Gómez Pastén)

Puerto Vallarta

El Banco de Alimentos de Puerto Vallarta se ha constituido como el principal actor en contra de la pobreza extrema en la región, pues incluso en este destino que es centro de desarrollo regional hay un elevado número de familias que vive en condiciones deplorables.

El presidente de esa institución, Oscar Pérez Flores, señaló que de acuerdo a la CONEVAL (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social), la estadística al 2012 indicó que el 6.8 por ciento de la población de este municipio está catalogada en el nivel de pobreza extrema.

“Son personas que no tienen la suerte de tener cubiertas sus necesidades básicas, incluyendo la alimentación. Si lo comparamos con vecinos municipios como Cabo Corrientes y Tomatlán, que andan cerca del 12 a 15 por ciento, diríamos que no está tan mal, pero sí a gente en extrema  pobreza”.

Además, la diferencia en número de habitantes está muy desproporcionada, por lo cual en realidad hay más gente en pobreza que en esos municipios, que sin embargo dependen en buena medida de Puerto Vallarta por ser un centro de desarrollo regional.

Explicó que Puerto Vallarta es un foco de atracción turística, lo cual atrae a gente que trabaja por temporadas y después se queda sin empleo; esa gente está engrosando los cinturones de pobreza del municipio, que debe ser ayudada y es lo que hace la institución, llevarles un poquito de ayuda.

Pérez Flores indicó que la meta que su equipo se ha fijado este año es llegar a 100 familias más, es decir, adicionales a las 700 que ya atiende en la región, que además de los tres municipios señalados (en Jalisco), incluye a Bahía de Banderas (Nayarit). Esa meta representaría apoyar a unas 500 personas más.

“Hay mucha gente que ni siquiera tiene la suerte de tener alimento en su mesa, no podemos hablar de alimentación básica, comen lo que encuentran, la labor de la institución es llegar a esas personas en extrema pobreza, darles algo de alimento. No somos la solución, pero sí una gran ayuda”.

Explicó que los diferentes negocios desperdician enormes cantidades de alimentos, de hecho se habla de 17 mil toneladas de alimentos a diario en todo el país, el cual ya se produjo y puede ser perfectamente susceptible de ser consumido por los humanos.

Por eso, “hacemos un llamado a las personas porque todos pueden ser parte del banco de alimentos, tenemos diferentes eventos, como la colecta que se hace el Día Internacional de la Alimentación, donde solicitamos a la gente que done un kilo de alimento no perecedero, hasta de manera habitual la gente que se dedica a la industria de la alimentación, las grandes empresas, las transnacionales, el pequeño comerciante que tiene una frutería o el abarrotero también pueden ser donadores. A todos ellos invitamos a que lo mucho o poquito que tengan lo hagan llegar para dárselo a la gente que menos tiene”.

Esta institución está afiliada a la Asociación Mexicana de Bancos de Alimentos, recién cumplió 14 años ayudando a municipios de la región, a familias de vulnerabilidad económica, personas con capacidades diferentes, madres solteras y adultos mayores.

 

Implementa estrategias para captar más recursos

Para incrementar la captación de más víveres de acuerdo a lo que establecen sus metas, el Banco de Alimentos de Puerto Vallarta este año estará utilizando diferentes estrategias.

A partir del primer día de febrero y hasta el término de abril se realiza el redondeo en las tiendas de conveniencia Oxxo. Hace dos años el banco fue beneficiario y logró cerca de 260 mil pesos, cantidad que de lograrse de nuevo este año será utilizada para seguir equipando su infraestructura del banco y para comprar alimento no perecedero, que difícilmente se adquiere en donación de manera regular.

Además realizará el evento “El kilómetro del peso”, en el que colegios particulares de la ciudad fueron invitados a participar en una competencia para recaudar apoyos del 17 de febrero al 31 de marzo.

Para ello, a partir del próximo lunes iniciará una campaña de difusión en estaciones de radio locales denominada “Todos somos banco de alimentos”, en la que exponentes del futbol profesional mexicano invitarán a participar.

Entre otros se menciona al actual técnico de la selección mexicana, Miguel Herrera, Osvaldo Sánchez, Héctor Reinoso, Francisco Fonseca.

A la vez se grabaron videos con esos personajes, los cuales serán difundidos en redes sociales.

A la escuela que más recaude se le dará como premio una laptop, un ipad y un kit de regalos; para el segundo sitio un ipad y un kit y el tercero un kit de regalos.

“El objetivo es sembrar y generar la semilla del altruismo en los menores, desde el jardín hasta la secundaria, con ello un beneficio para la institución y destinarlo a la compra de alimento no perecedero, pues es mucho lo que tenemos que cubrir, pues no tenemos un presupuesto oficial”, apuntó el presidente Oscar Pérez Flores.

La siguiente estrategia será el programa “Una mesa con causa”, que consistirá en que una vez al mes en cada restaurante participante, será colocada una banderita en una mesa; todo lo que se cobre por el consumo en esa mesa será donado al Banco de Alimentos.

La primera “Mesa con causa” será en el restaurante River Café, de la presidenta de la Canirac Vallarta, Evangelina Sánchez.

 

Cena de la esperanza

En el hotel Velas se llevó a cabo la “cena de la esperanza”, en la que se replicó lo que reciben las familias que apoya el Banco de Alimentos, esto es, con productos que se reciben en donación, fue elaborada la comida que disfrutaron los asistentes.

La directora de la institución, Yadira Padilla, quien recientemente asumió el cargo, presentó al equipo de colaboradores y mostró en imágenes los logros del Banco.

Claudia Montero, representante del negocio Frutería Montero que es uno de los principales aportadores al Banco, explicó que desde hace cinco años participa en esta actividad y es necesario dar mayor reconocimiento a la labor que se realiza entre las familias más necesitadas.

“Nos nació que los mismos productores también pueden donar e ir pasando la voz, pues somos un círculo muy pequeño que conoce la labor del Banco”.

Indicó que en el municipio se produce jitomate, tomate, chiles serranos, papaya, melón, piña, y muchos otros productos que en elevada cantidad se desperdicia porque no adquiere la calidad que exigen algunas empresas consumidoras, pero que son excelente opción para la gente que no tiene recursos.