El balneario que no ha tenido incidentes graves

Habla el gerente sobre la seguridad del balneario, en veinte años no han tenido ningún incidente.
Melitón Mata, gerente del lugar.
Melitón Mata, gerente del lugar. (Arturo Andrade)

León

Parece un oasis en el desierto. Para llegar no hay señalamientos y el camino de tierra no anuncia que viene un lugar tapizado de verde pasto y con cuatro albercas. Más allá de donde acaba el bulevar Delta, hay que tomar la vía a San Juan de Abajo, dar vuelta en una calle sin nombre donde está una carnicería y a unas cuadras se topará con un letrero de "Bienvenidos" patrocinado por un refresco de toronja que promete quitar la sed. Ahí es el Balneario Providencia.

Por entrar cobran 100 pesos a adultos y 60 a niños.

Aún es temprano, no pasa del mediodía, pero ya está poblado. No parece balneario en Semana Mayor, pero Melitón Mata el gerente del lugar, asegura que se llenará sin problema alguno. Su clientela es de la zona sur de la ciudad. Desde San Isidro, Bosques del Sur y Cerrito de Jerez llegan coches y camionetas que se estacionan en el terreno con divisiones marcadas por cal.

Este día ameniza el Grupo Emperador. Dicen que su género de tecnobanda es un hit. Vienen desde Santa Rosa Plan de Ayala y en la prueba de sonido se nota que por decibeles no batallarán. Luego vendrá el grupo versátil Sentimiento Musical, quienes interpretan de todo. Desde El Tri hasta Timbiriche. Las de rock son las que más prenden, cuenta un empleado del lugar.

A decir de Melitón el atractivo del Providencia es el ambiente familiar. Sustenta el argumento al afirmar que en 20 años de existencia no han tenido ningún incidente. Su secreto, confiesa, es preguntarle a los visitantes "¿Viene a convivir o viene a hacer desmanes?".