Cierran 7 negocios ubicados en Prolongación Federalismo por bajas ventas

Los comerciantes denuncian falta de apoyo y atraso en obras de ampliación de la Línea 1 del Tren Ligero que tendrán que quedar concluidas en septiembre.
A pesar de las pocas ventas, los locatarios deben cumplir con el pago de la renta de los locales.
A pesar de las pocas ventas, los locatarios deben cumplir con el pago de la renta de los locales. (Arturo Ramírez Gallo)

Guadalajara

Siete de los 88 negocios censados en la avenida Prolongación Federalismo ya cerraron sus puertas a causa de una baja del más del 50 por ciento en sus ventas. Esto ocasionado por las obras de ampliación de la Línea 1 del Tren Ligero y del nodo vial en Federalismo y Periférico.

Sin embargo, se estima que en el tramo de Periférico hasta la calle Plan de Iguala se alcanzaría el número de 15 negocios cerrados, contando a aquellos comerciantes que no se registraron en dicho padrón y otros ambulantes que ya no se instalan.

"Ya todos estamos en la cuerda floja. Ya en vez de recibir una ganancia estamos poniendo de nuestra bolsa para tener vivo nuestro negocio porque algún día tenemos la esperanza de que vuelva a florecer esta zona, pero la verdad es que la mayoría ya estamos como que ya queremos cerrar", contó Adriana Mata Gutiérrez, una de las representantes de los comerciantes.

A pesar de las pocas ventas, los locatarios deben cumplir con el pago de la renta de los locales, así como los recibos de agua y electricidad. Por lo que para poder abrir sus negocios piden prestado o  fiado a sus proveedores.

Para aminorar las afectaciones, los vecinos recuerdan que se había acordado con la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP) que primero se trabajaría en los carriles con dirección Periférico-González Gallo para permitir el paso vehicular en el otro sentido.

Luego de concluir esa parte los trabajos iniciarían del otro lado pero no fue así. Ya están cerrados todos los carriles en la zona y sólo se puede pasar por las banquetas. Para marcar el área de la obra se colocaron tablas que convierten a las banquetas en un pasillo.

Los locatarios han insistido en que se les ayude con el trámite de un crédito que les permita subsistir mientras concluyen las obras en la zona del auditorio pues se niegan a que su negocio que tardaron algunas décadas en posicionarlo se termine en un año.

"Nosotros pretendíamos, no que nos regalaran dinero, no. No queremos que nos regalen dinero. Queríamos que nos financiaran como un préstamo de los que ellos tienen muchos para ayudar a los negocios y para que nos dieran esa posibilidad (…) Y que una vez reestructurada toda la obra que ya quede terminada con la economía acomodada, ya normalizada pudiéramos pagarles ese préstamo", comentó por su parte Cesar Mejía Rodríguez, otro comerciante afectado.

Los vecinos afirman que las obras del paso a desnivel tienen un atraso de hasta dos meses, de acuerdo a lo que les han dicho algunos supervisores.

La obra que tendrá un costo de 35 millones de pesos inició a finales de abril y se dijo que concluiría en septiembre, antes de las Fiestas de Octubre. Si estas tuvieran un atraso terminarían hasta el mes de noviembre.