Poca transparencia en contrato por 60 mdp: síndico

Gabriela Casale explicó que el arrendamiento vehicular no se licitó y se firmó el 2 de enero por medio de adjudicación directa hacia una empresa de Guanajuato.
Autos municipales rentados costarán más a largo plazo
Las unidades rentadas son 81, además de que el contrato se otorgó a una empresa de Guanajuato y no a una local. (Especial)

Torreón, Coahuila

La síndico de minoría y secretaria de la Comisión de Hacienda, Gabriela Casale Guerra, dio a conocer que no se transparentó el contrato de arrendamiento vehicular por un monto superior a los 60 millones de pesos, mismo que no se licitó y se firmó el 2 de enero por medio de adjudicación directa hacia una empresa de Guanajuato.

Existe un contrato de arrendamiento con el número TORR-004 que firmaron el tesorero municipal y el director de Servicios Administrativos, Víctor Manuel Rodríguez Sánchez, con la empresa Adquisición Vehicular Asesorada S. A. de C.V. el 2 de enero de 2014, en León, Guanajuato. Esto el segundo día en que inició la actual administración.

El contrato se firmó a dos días de iniciada la administración municipal, sin ser licitado.

El tesorero de Torreón, Enrique Mota Barragán, informó que el arrendamiento se realizó para no descapitalizar en el primer ejercicio las finanzas de municipio, la operación se realizó para dotar a varios departamentos de unidades para su operatividad, algunas de ellas son: Imagen Urbana, Vialidad, Desarrollo Social y Obras Públicas, Desarrollo Urbano e Inspección Municipal.

Sobre lo anterior, comenta la regidora: "Al momento de darme cuenta de ese contrato, comencé a solicitar documentación al área de Tesorería, pues no sabíamos exactamente cuántos vehículos eran y bajo qué condiciones se realizó. Sin embargo lo único que se me entregó fue la copia de 42 contratos, ya que se realizaron individualmente, pero el arrendamiento era de más unidades".

Casale Guerra explica que cada unidad en el mercado se adquiere por 260 mil pesos, mientras que por el arrendamiento se pagará un millón 300 mil por cuatro años.

"Todos estos contratos se derivan de un contrato maestro en donde viene el clausulado, sin embargo este no se me entregó pese a que lo he venido solicitando. Las unidades rentadas son 81, además de que el contrato se otorgó a una empresa de Guanajuato y no a una local. Hasta el momento desconocemos si hubo licitación o por adjudicación directa, sin embargo lo primero no creemos que hubiera ocurrido puesto que entonces no teníamos ni las oficinas acondicionadas" declaró la síndico.

Se arrendaron 81 unidades a cuatro años, por cada una se pagará un millón 300 mil pesos.

Por su parte, Mota Barragán, comenta que se le brindó la información y se entregaron copia de todos los contratos que solicitó la síndico.

"Los contratos de arrendamiento financiero son figuras que se utilizan para no descapitalizar a la administración en el primer ejercicio las finanzas del municipio, además Miguel Riquelme hizo una evaluación en cuanto a las necesidades de las dependencias y privilegió con el equipamiento de nuevos vehículos a las áreas que eran prioritarias", señaló el funcionario municipal

El 50 por ciento de las unidades estaban en malas condiciones y resultaba más costoso el mantenimiento de esas unidades que el arrendamiento, además no se puede comparar la renta con la adquisición de la unidad, porque en el contrato abarca el pago del seguro de las patrullas, también tienen incluido un GPS y torreta, además del tumba burros, el servicio de mantenimiento y rótulo durante los cuatro años, dijo.

El dinero que se podría haber destinado para comprar las unidades significaba descobijar algunas áreas como mejoramiento urbano y servicios públicos, lo que Mota Barragán considera como una buena decisión.