Ayuntamiento suspende pago por hipoteca oculta

Según la Tesorería, Luis Alberto Ríos no informó la situación legal del inmueble donde se ubica el Hospital Municipal de Torreón, ahora la Administradora Bríos también exige que se salde el adeudo.
El caso del predio donde se encuentra el Hospital Municipal de Torreón es un litigio entre terceros.
El caso del predio donde se encuentra el Hospital Municipal de Torreón es un litigio entre terceros. (Milenio Digital/Archivo)

Torreón, Coahuila

A pesar del adeudo que se mantiene en el pago del inmueble donde se encuentra el Hospital Municipal de Torreón, la Tesorería dio a conocer que no está en posibilidad de liberarle ningún pago al ex propietario, Luis Alberto Ríos, ya que realizó la venta del inmueble sin sustento legal, por lo que los pagos le fueron suspendidos hasta que demuestre que la propiedad esté libre de gravamen.

El inmueble tiene una hipoteca que ocultó y como consecuencia, se le citó y sostuvo una reunión hace un mes en las oficinas de la Contraloría Municipal, en la que se comprometió a que de manera conjunta responderían al gravamen para liberar la carga, pero no ha respondido, según un comunicado emitido por la dependencia.

Representantes de la Tesorería Municipal sostienen que en esas circunstancias, Luis Alberto Ríos no está en condiciones de exigir la devolución del edificio.

Cabe recordar que Ríos argumenta que celebró con el municipio un contrato de compra-venta y se incumplió en los pagos convenidos, por lo que requiere la devolución del inmueble.

Por la propiedad se pactaron 48 mdp

La postura de la Tesorería es que hasta que solucione ese procedimiento legal se puede liquidar la suma restante, ya que no tiene la posesión total del inmueble.

De acuerdo al contrato, por la propiedad se pactaron 48 millones de pesos, programados en parcialidades, además el municipio efectuó un pago inicial de 24 millones de pesos para recibir físicamente el inmueble.

El resto de la cantidad no se ha pagado hasta en tanto el presunto propietario libere la propiedad, ya que no ha cancelado los gravámenes existentes, además de que ocultó la hipoteca y en consecuencia no puede obligar al municipio que liquidar si no es cancelado el problema legal radicado en la Ciudad de México.

En esas condiciones, Luis Alberto Ríos no es el dueño absoluto de la propiedad y la Tesorería no está en posibilidad de liberarle ningún pago, ya que hay otra persona moral, la Administradora Bríos, con derechos exige también el pago. Es un litigio entre terceros, advierten.