Falta política aeronáutica de Estado

Junto con un órgano descentralizado de seguridad, serviría para prevenir accidentes y poner orden en el sector, asegura Francisco Corona Carrasco, secretario de prensa de ASPA.
Es necesaria mayor atención.
Es necesaria mayor atención. (Iván Carmona)

Ecatepec

Francisco Corona Carrasco, secretario de prensa y publicidad de ASPA (Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México) sostuvo que es urgente la puesta en marcha de una política aeronáutica de Estado y la creación de un órgano descentralizado de seguridad aérea que debe ser independiente de la Dirección General de Aeronáutica Civil, esto con la finalidad de prevenir accidentes y de que haya orden en todo lo relacionado con la aviación.

Mencionó que el tema de la creación del órgano descentralizado ya había sido expuesto pero "se quedó en el escritorio", no lo han retomado porque no han visto la importancia que esto lleva, por lo que hizo un llamado al presidente Enrique Peña para que decrete la creación de éste, y a la subsecretaria de transporte, Yuriria Mascott Pérez, para que tomen cartas en el asunto.

Consultado sobre por qué se han vuelto tan frecuentes los accidentes en los que se ven involucradas las escuelas privadas de aviación, afirmó que es la Dirección General de Aeronáutica Civil la responsable de hacer un análisis y certificación de cada sitios de aprendizaje, pero insistió en que el problema de raíz es que no existe una política aeronáutica de Estado y por consiguiente "no hay un curso hacia donde todos nos dirijamos".

Indicó que de pronto se certifican escuelas a diestra y siniestra, que aunque cumplan con los mínimos requerimientos, “éstos son exageradamente mínimos, hablamos de que haya un pizarrón, un salón, y esto no garantiza que sea buena o mala escuela”. Nosotros, continuó el capitán Corona, vemos estándares internacionales y estamos muy por debajo; la aviación es muy dinámica, la tecnología avanza hoy de una forma impresionante y muy lastimosamente en México los exámenes siguen siendo los mismos de hace 50 o 60 años, con tecnología que está totalmente inutilizada, y esto habla de un rezago en educación aeronáutica.

Expresó que “hay algo bien chistoso: si bien los requisitos están impresos y cualquier persona tiene acceso para verlos, básicamente éstos son de experiencia. Un piloto con horas de vuelo, por ejemplo, para obtener el grado de capitán requiere por lo menos mil 500 horas de experiencia. “Alguien con esta trayectoria puede ser instructor, pero haber volado no significa que sabe enseñar, y volvemos a la misma cuestión al no haber una política aeronáutica de Estado que nos dirija todas las acciones.

TE RECOMENDAMOS: Cae aeronave en campo de cultivo de Villa de Allende

Entonces vamos errando mucho en las decisiones y la formación primaria de los pilotos es muy importante. Normalmente lo que pasa es que ellos terminan con un cierto nivel, las empresas toman a estos pilotos prácticamente sin experiencia y los vuelven a formar dándoles técnica de vuelo, otra vez se les vuelve a enseñar todo, pero ahora con estándares mucho más elevados”, explicó.

Resaltó que cada quien debe asumir el papel que le corresponde y recordó que lo más lamentable es que ya se había tomado la decisión de crear el Buró Nacional de Seguridad en el Transporte, “ya se había decretado, y el tema sigue sobre el escritorio y no lo han retomado porque no han visto la importancia que esto lleva”.

Al respecto, informó que ante la falta de una política aeronáutica de Estado y del órgano descentralizado de seguridad aérea o buró, “como quiera que le pongan”, el director de aeronáutica civil, controlador Miguel Peláez Lira, unilateralmente y de forma ilegal autorizó a varias compañías volar sin tener horas de vuelo. “La ley nos limita a 90 horas de vuelo mensual, y el modificó un reglamento y decretó la autorización temporal a violarlo, y no se dio cuenta de que al hacer eso violaba también la Ley General de Trabajo, pero ¿quién lo castiga, quien le dice que está abusando de sus funciones? Nadie”.

Por lo que reiteró: “eso es lo que tenemos desgraciadamente que estar pidiendo cada vez, que haya una política aeronáutica de Estado y que se cree la Agencia Descentralizada de Seguridad Aérea o como le quieran poner, que investigue y que sea independiente de aeronáutica civil, porque de lo contrario seguirá el desorden en el tema.

KVS