Solicitarán colocar módulo de aduana

Dueños de autos ‘chocolate’ decomisados se manifestaron en Saltillo, a esto el gobernador Rubén Moreira afirmó que se acordó ser el enlace con el Servicio de Administración Tributaria.
Protesta que los propietarios de vehículos "chocolate" realizaron en Saltillo.
Protesta que los propietarios de vehículos "chocolate" realizaron en Saltillo. (Ana Ponce)

Torreón, Coahuila

Tras la protesta que los propietarios de vehículos "chocolates" realizaron en Saltillo para demandar que las autoridades les entregue los autos de procedencia extranjera decomisados, el gobernador del Estado, Rubén Moreira, afirmó que se acordó ser el enlace con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y solicitarle instalar un módulo de aduana, al ser uno de los acuerdos que se tomó el lunes. 

Rubén Moreira invitó nuevamente a que acudan a la Secretaría de Hacienda para regularizar la situación de sus vehículos.


Agregó que el otro acuerdo que se tomó es que todo vehículo regularizado, no tendrá ningún impuesto estatal.

Dijo que seguirán los operativos, dado que está cumpliendo con la ley y es un tema de seguridad.

Agregó que es muy difícil traer a una empresa armadora de vehículos, cuando le están jugando con una competencia desleal.

Comentó a los manifestantes que con los operativos se cumple con la ley, al ser una solicitud de la ciudadanía que se vincula con el tema de seguridad.

Los invitó nuevamente a que acudan a la Secretaría de Hacienda para regularizar la situación de sus vehículos.

"Ya les dijimos que vehículo regularizado, no tendrá ningún impuesto estatal".

Destacó que hay vehículos mexicanos del mismo costo que los de procedencia extranjera, agregó que contempla el que los medios de comunicación puedan visitar los sitios donde se encuentran los autos para que "comprueben que son vehículos de lujo".

Los líderes de Onappafa, Conappafa y otras organizaciones protestaron en Saltillo al argumentar que se han visto perjudicadas con las acciones emprendidas por el Gobierno, que consideran responden a fines recaudatorios.

Por ello exigen alto al decomiso de Fiscalización Estatal, la devolución de los vehículos decomisados, aperturas de importación a precios económicos.

El gobernador solicitó a los ciudadanos afectados con las medidas a que acudan a las oficinas de Recaudación o soliciten su estado de cuenta.

Afirmó que sólo se les han retirado a los ciudadanos  los vehículos "de alta compra", que tienen un costo similar al de un auto mexicano, "no así en el caso de un obrero".

Manifestó que tienen la presión de las armadoras de vehículos, ya que la entidad tiene una destacada producción en este ramo y resulta contradictorio que no se consuma.

Solicitó a los ciudadanos afectados con las medidas a que acudan a las oficinas de Recaudación o soliciten su estado de cuenta, ya que considera que "va a descubrir que los adeudos son mucho menos de lo que piensa".