Marchan por legalización de autos 'chocolate'

Los más de 200 inconformes, aseguraron que no se retirarán del acceso internacional en Matamoros hasta que les den una solución a sus trámites detenidos por cuatro meses.
Se manifestaron a pesar de las bajas temperaturas.
Se manifestaron a pesar de las bajas temperaturas. (Milenio Digital)

Matamoros

Un grupo de más de 200 personas provenientes de diversos estados de la República Mexicana, protestaron a las afueras de las oficinas administrativas de la Aduana de Matamoros, para exigir se autorice la nacionalización de sus vehículos extranjeros, que desde agosto se ha visto frenada. Previo a esta protesta, caminaron sobre el puente internacional Ignacio Zaragoza.

A partir de la una de la tarde con pancartas recriminando el actuar de las autoridades aduaneras, los inconformes marcharon por el puente elevado que comunica al cruce para llegar a las oficinas de la Aduana.

Los inconformes, aseguraron que no se retirarán del acceso internacional hasta que se les dé una solución a la truncada nacionalización de vehículos extranjeros y es que ellos no quieren la devolución del dinero que previamente pagaron a las importadores, sino que exigieron la nacionalización de sus unidades motrices.

En este sentido, Raúl Quintanilla, portavoz de las agencias aduanales de Matamoros, explicó que en su intervención en la manifestación, fue solo para asesorarlos debido a que estas personas, en su mayoría provenientes del interior del país, pretendían tomar el puente internacional.

Por su parte, personal de la dependencia federal, al ver al grupo de protestantes, cerraron las puertas de acceso y no quisieron dar información sobre la presencia de la administradora, Dolores Velasco Rosas.

Ni el frío de siete grados frenó a los protestantes que dijeron que permanecerán en las afueras de la dependencia, hasta que les den una solución a sus trámites detenidos por cuatro meses.

Octavio Rosas, proveniente de Morelos, quien trató de nacionalizar un vehículo, externó que él lleva ya cuatro vueltas a esta frontera matamorense para ver el avance de su trámite, pero no ha logrado nada.

"Son puros gastos, además de los trámites propios de la nacionalización, hay que pagar pasajes, hospedaje y alimentos, además de correr el riesgo por tanta inseguridad que hay en las carreteras", señaló.