Energía costará a industrias de Tamaulipas 5 mdp más

El presidente de la Asociación de Industriales del Sur de Tamaulipas, Carlos Flores dijo que el incremento se reflejará en agosto para 35 empresas con contrato ante la CFE.
Hay empresas que no han instalado plantas de cogeneración.
Hay empresas que no han instalado plantas de cogeneración. (José Luis Tapia)

Altamira

El impacto que tendrá el incremento del 7% en las tarifas de energía eléctrica para la industria de Altamira restará competitividad y representará un gasto de más de 80 millones de pesos mensuales a partir de agosto, $5 millones más de lo que pagaban, indicó Carlos Flores Villanueva presidente de la Asociación de Industriales del sur de Tamaulipas (AISTAC).

Expuso que antes del aumento, se pagaba a la CFE la cantidad de 75 millones entre las 35 empresas instaladas en el Corredor Industrial, las cuales cuentan con contrato ante la Comisión Federal de Electricidad y el consumo que se genera varía dependiendo de la tensión o voltaje de cada industria.

"Entre las 35 empresas de la industria se estima un consumo de alrededor de 150 kilowatts y pagan a la Comisión Federal de Electricidad en un mes alrededor de 75 millones de pesos y con este aumento reciente que se calcula fue de 7% las empresas deberán pagar 5 millones de pesos más, fuerte impacto para la industria si consideramos que la energía eléctrica representa el 15% del costo de la conversión", explicó.

Flores Villanueva, destacó que dicho incremento se verá reflejado a finales del mes de julio o primeros días de agosto, a pesar del impacto que se podría tener en cada empresa, el presidente de la AISTAC, señaló que se descartan paros técnicos.

"Las empresas de Altamira cuentan con mercados, pero la competencia es dura, aquí el problema es que nos resta competitividad porque muchos de nuestros productos son para el mercado mexicano pero también muchos son de exportación, el costo de conversión sube y aunque sea poco nos resta competitividad", explicó.

El presidente de la Asociación de Industriales del sur de Tamaulipas, manifestó que la energía eléctrica representa alrededor de un 15% del costo de conversión y aunque algunas empresas han instalado sus propias plantas de cogeneración para consumo interno, existen otras industrias que tienen negociadas tarifas con vendedores que no es CFE, como es el caso de Iberdrola que vende energía eléctrica en la zona.

Las empresas que le compran directamente a la Comisión Federal de Electricidad se podrán ver afectadas de igual forma por el aumento del 13.6 % que tuvo el precio del gas natural.

"La energía eléctrica es esencial para la operación de las plantas, nosotros consumimos para la operación de las plantas básicamente tres cosas: materias primas, servicios auxiliares y el costo frío que es el recurso humano; en la parte de materias primas son precios internacionales, en servicios es agua, energía eléctrica, gas para generar eléctrica y gas para generar vapor, es donde nos impactó", dijo.

Agregó que las tarifas eléctricas tienen un impacto directo en las empresas que consumen diferentes niveles de energía, algunas hasta 30 mega watts que es una cantidad importante, otras entre 10 y 25 y otras apenas entre 3 y 4 mega watts.

"Esto quiere decir que las materias primas que tenemos en nuestras plantas las tenemos que convertir en productos terminados, no tomamos en cuenta el precio de materias primas, todo lo demás que usamos para la operación de una planta, recurso humano, gas, agua, etcétera, tiene un valor, a ese valor lo llamamos el costo de conversión, es decir el costo de convertir las materias primas en productos terminados", detalló el representante industrial.