Asociaciones civiles critican falta de auditor superior

Integrantes del Consejo Cívico y de Evolución Mexicana señalan que los diputados locales sólo los engañaron.
Sandrine Molinard, directora del Consejo Cívico.
Sandrine Molinard, directora del Consejo Cívico. (Leonel Rocha)

Monterrey

El Consejo Cívico se dijo "profundamente decepcionado" por el actuar de los diputados locales, quienes esta semana fracasaron en un segundo intento de nombrar a un auditor superior del Estado al no lograr un consenso de entre los 11 candidatos registrados.

Sandrine Molinard, integrante del organismo ciudadano que se encargó de aplicar pruebas de control de confianza y capacidades a ocho de los 11 candidatos que accedieron a ello, lamentó la postura de los legisladores del PRI, principalmente, a quienes atribuyó el hecho de no haber alcanzado un acuerdo para sustituir al auditor Sergio Marenco Sánchez, fallecido el pasado mes de marzo de este año.

“Nosotros estamos profundamente decepcionados de este actuar de los diputados del Congreso, nos parece todavía más lamentable que durante la semana estuvimos trabajando con la Comisión de Vigilancia y también con los dos partidos, con el PAN y con el PRI… ahí los dos partidos estaban de acuerdo con el proceso que propusimos nosotros.

“Yo creo que ahí queda demostrado que el PRI nos jugó con el dedo en la boca, porque lo que nos dicen a nosotros en esas reuniones no es lo que hacen en la práctica”.

Asimismo señaló que la justificación que da el PRI de haber dado preferencia a Juan Paura debido a que era el único que tenía experiencia en el servicio público, resultan ser solo excusas, pues Sergio Marenco trabajó toda su vida en la iniciativa privada.

“Son excusas completamente, de hecho, el contador Sergio Marenco, quien estuvo al frente de la Auditoría por siete años desempeñando una excelente labor, pues venía de la iniciativa privada, hasta que se jubiló y comenzó a ser auditor, no tienen nada que ver, al contrario para dirigir un ente como la auditoría lo que es importante es tener experiencia, conocimientos técnicos y ser una persona con mucha capacidad de liderazgo y solvencia moral”.

Por su parte, la activista de Evolución Mexicana, Tatiana Clouthier, criticó que los partidos no puedan poner por encima de los intereses partidistas los de los ciudadanos de Nuevo León y la urgencia de un auditor que revise el gasto de los gobiernos.

“Es triste que no podamos poner los intereses del Estado por encima de los intereses particulares de los partidos y de los diputados y que sigamos teniendo abierta la caja, para que el gobernador y el equipo del gobernador gasten a diestra y siniestra sin tener control, al igual que los alcaldes de las distintas áreas del estado”.

Para Clouthier Carrillo, los principales beneficiados con que el estado de Nuevo León continúe sin auditor es precisamente el Gobierno del Estado y los alcaldes, quienes no están siendo auditados sus gastos de manera correcta.

Ambas activistas lamentaron que los legisladores locales vayan a cumplir un año sin poder nombrar a un auditor superior que revise el uso de los recursos públicos por parte del Gobierno del Estado y de los municipios, lo cual los beneficia, pues según dijeron, un encargado de despacho, no tiene la misma autoridad, ni tampoco el mismo interés en el trabajo.