Asesino de mujer embarazada, preso en Puente Grande

El acusado enfrenta proceso por los delitos de feminicidio y aborto ante el Juez Cuarto de lo Penal.

Guadalajara

Feminicidio y aborto son los delitos por los cuales está acusado el hombre señalado de haber asesinado a su concubina embarazada en la colonia Santa Cecilia, y ya está preso a disposición de un juez en el reclusorio preventivo de Puente Grande.

 

Alfredo Hernández Benítez, el sospechoso, vivía con su pareja, Rosa Susana Martínez Román, en una casa de la calle Macedonio Alcalá, y la noche de este domingo 4 de mayo supuestamente tuvieron una discusión por problemas económicos y familiares; dos días después apareció el cadáver de la mujer tirado a unas cuadras.

 

Tenía un embarazo de 8 meses.

 

El lunes, Hernández Benítez acudió a la Fiscalía Central del estado para presentar una denuncia por la desaparición de su concubina de 24 años, diciendo que cuando despertó ese día, ella ya no estaba y no regresó.

 

Los agentes de la Fiscalía notaron que el denunciante tenía rasguños en el rostro y, aunque él mencionó que su hijo de 2 años era quien lo había lastimado, los peritos no encontraron muestras del tejido arañado bajo las uñas del bebé.

 

Al localizar el cadáver de Rosa Susana la mañana del miércoles, los agentes investigadores se percataron que le habían amputado los dedos de las manos.

La Fiscalía intenta probar ante el juez que Hernández Benítez mató a Rosa Susana la noche del domingo, asfixiándola con las manos cuando se durmió, la ocultó en bolsas de plástico en su camioneta, se fue a trabajar, esperó hasta la noche del martes para abandonar el cadáver en una canaleta sobre Periférico y Luis Alcaraz después de mutilarlo para no ser descubierto.

 

El acusado condujo a los agentes investigadores hasta un lugar donde recuperaron los restos humanos que habían sido cercenados del cadáver y este viernes quedó a disposición del Juez Cuarto de lo Penal para decidir si será condenado o absuelto.