Taxis evitan entrar a dos colonias de Madero por temor a los asaltos

Vándalos arrojan piedras a los vehículos para poder atracarlos, dice líder de colonos.
Otro problema del sector es la contaminación en la Nuevo Amanecer.
Otro problema del sector es la contaminación en la Nuevo Amanecer. (Yazmín Sánchez)

Ciudad Madero

Los habitantes de las colonias La Loma y El Llano, pegadas a la laguna Nuevo Amanecer, aseguran que la inseguridad que prevalece en el sector causa que ni el transporte público quiera ingresar por el temor de que les dañen las unidades.

"Ha pasado que los vándalos les han tirado piedras a los taxis y les han roto los vidrios", declaró Beatriz López, representante de los colonos del sector, lo que ha generado renuencia de los choferes por llegar hasta dicha zona de la urbe petrolera.

"Aquí ya ni nos quieren traer los taxis, porque hay hasta quienes lanzan piedras, rompen los cristales o hasta intentan robarlos", aseveró la habitante de una de las colonias más inseguras de Madero, según el mapa delincuencial de las autoridades.

Los casos de agresión de los vándalos han generado que los habitantes de ambas colonias soliciten la presencia de los elementos responsables de proporcionar seguridad, ya sea la policía o los militares, a quienes poco se les ve por aquellos rumbos.

Aunado a que se han visto afectados en un servicio básico como lo es el transporte público, los colonos también evidenciaron que han sido víctimas de la delincuencia común, pues ingresan a sus hogares y se llevan sus pertenencias.

"Queremos que se haga algo porque a la gente se les meten a robar a sus casas, hasta la ropa y trastes se han llevado", remarcó Luisa González, habitante de El Llano, quien también aseguró que hasta "las televisiones de plasma" sacan de las casas.

El tema no es tan sencillo, explican los afectados, ya que se trata en ocasiones de los mismos jóvenes del sector o de colonias aledañas a la laguna, quienes son adictos a algunas sustancias y para conseguir el dinero para proveerlas se ven obligados a robar.

"Existe temor en la gente por denunciar, principalmente por miedo a las represalias, por eso es que pedimos que haya más vigilancia, más alumbrado porque está muy oscuro o que nos instalen cámaras", enfatizó.

En dicha zona pegada a la laguna Nuevo Amanecer, ante la falta de vigilancia, las familias de carretoneros han rellenado parte importante de dicho vaso de captación, lo que genera que se registren más invasiones.

Inclusive en todo el margen del cuerpo de agua se encuentra cualquier clase de desechos, desde muebles, llantas de vehículos, refrigeradores, basura compactada y otra clase de desechos que la gente tira, dicen los vecinos, porque no pasa el camión recolector.