Ante racha de asaltos, usuarios exigen seguridad en camiones

En un sondeo realizado, los ciudadanos dijeron sentirse con temor, por lo que exigieron la aplicación de medidas como la instalación de cámaras de seguridad o vigilantes anónimos.
El viernes hubo dos asaltos en unidades de transporte urbano.
El viernes hubo dos asaltos en unidades de transporte urbano. (Marilú Oviedo)

Monterrey

Luego de los hechos violentos registrados en camiones, como algunos asaltos, los usuarios del transporte público pidieron a las autoridades mayor seguridad.

En un sondeo realizado ayer, los ciudadanos dijeron sentirse con temor, por lo que exigieron la aplicación de medidas como la instalación de cámaras de seguridad o vigilantes anónimos.

“Falta más vigilancia, deberían de checar los camiones, subirse un policía disfrazado o algo y que agarren a alguien, porque nada más suben y roban y ya”, dijo Manuel Cortés, usuario del transporte urbano.

“Sí he visto, quieren para la caguama y se arriesgan mucho ellos y nosotros, pediría que un consejo más con las autoridades y las rutas camioneras que activen cámaras”, comentó Alfonso Ibarra, otro pasajero.

“Nunca me ha tocado y en caso de que me tocara, pues me escaparía si hubiera chance”, mencionó Silvino López, un ciudadano más.

Algunos comentaron que por fortuna no han sido víctimas, esperan que las autoridades del transporte y municipales hagan algo para evitar que se sigan cometiendo este tipo de atracos.

“Yo pediría en estos días que ya volvieron los asaltos en los camiones que mínimo estuviera un guardia en cada camión y cámaras”, opinó Juan Ignacio Flores. 

Pero si el usuario no sabe qué hacer al momento del ataque, el chofer  tampoco. O al menos así lo dejaron ver.

“No me arriesgo, es que en ese caso uno casi no hace nada, ¿qué puede hacer uno? Que se lleven lo que traigo nada más.

“No hay asesoría de eso, no”, mencionó a su vez Alberto González, operador de una ruta.   

Otros choferes de rutas urbanas comentaron que si tienen oportunidad de llamar a las autoridades lo hacen lo más pronto posible, aunque en ocasiones es complicado.

“No podemos hacer nada más que llamar a las autoridades si están cerca, gracias a Dios no me ha tocado asalto, a compañeros sí, pero hasta ahí”, añadió otro operador, que pidió el anonimato.