La inseguridad “se sube” al camión

A diario se reportan robos a usuarios del transporte urbano; la mayoría de ellos no se denuncian.
El intento de asalto ocurrió a un camión de la Ruta 39.
La Ruta 39 se ha visto afectada por los asaltos a unidades. (Foto: Especial)

Monterrey

La problemática del transporte urbano en Nuevo León no sólo se limita a la inconformidad de la ciudadanía con el alza en las tarifas, sino a la constante presencia de asaltos.

Hace algunas semanas el procurador de Justicia del estado, Adrián de la Garza, informó que la zona centro de Monterrey, cuya vigilancia está a cargo de Fuerza Civil, fue detectada como la más vulnerable a robos en camiones.

Asimismo, informó que en el periodo del 1 al 26 de enero se recibieron 14 denuncias por tres hechos distintos, logrando la detención de tres implicados en los ilícitos.

No obstante, en días anteriores, el titular de la Agencia Estatal de Transporte, Víctor Manuel Martínez, confirmó que diariamente hay reportes de asaltos en urbanos.

Ante la gravedad del asunto, choferes y pasajeros han decidido actuar en algunos de los casos, como en el ocurrido el 16 de enero en el centro de Monterrey, donde un joven intentó asaltar un vehículo de la ruta 39, pero la intervención del conductor y los usuarios frustró el robo.

Otro incidente similar se presentó el martes 28 de enero en la avenida Guerrero, a la altura de la colonia Del Prado, cuando un delincuente despojó a una estudiante de su teléfono móvil en un camión de la ruta 21.

Ahí, con ayuda de uno de los pasajeros, la joven afectada inició la persecución del ladrón, y las autoridades policiacas pudieron detenerlo.

Desafortunadamente no todos los afectados ****han corrido con suerte****, pues algunos han terminado heridos en los atracos.

Tal es el caso del "secuestro" que llevó a cabo un grupo de delincuentes a una unidad de la ruta 401 en la colonia Fomerrey 1; ahí los atacantes obligaron al conductor a desviar su ruta y robaron a más de 10 pasajeros, resultando lesionado uno de ellos por corte de arma blanca.

Debido a esta ola de incidentes, los diputados panistas Eduardo Cedillo y Braulio Martínez presentaron el lunes pasado una iniciativa de reforma a la Ley del Transporte para exigir a las rutas urbanas a que cuenten con cámaras de seguridad y botones de pánico.

Esta propuesta ya se había llevado a cabo por el mismo durante la legislatura anterior, pero los priistas la desecharon.

En torno a esto, el dirigente estatal de la CROC, Agustín Serna Servín, presentó hoy los nuevos camiones con videocámaras y botones de pánico, con el objetivo de reforzar la seguridad en sus rutas.

Mientras tanto, colectivos ciudadanos y asociaciones civiles continúan planeando acciones para manifestar su descontento y dar vuelta al aumento del 20 por ciento en las tarifas del transporte urbano.