Arzobispo se solidariza con padres de normalistas

Rogelio Cabrera López expresó que los familiares de los estudiantes tienen derecho a exigir justicia; además, condenó los actos de violencia ocurridos ayer en el Palacio Nacional.
El arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López.
El arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López. (Carlos A. Rangel)

Monterrey

Tras los anuncios por parte de la Procuraduría General de la República (PGR) que confirmaron la muerte de los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa, el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, se solidarizó con los padres de los normalistas y exigió a las autoridades que se continúe con las investigaciones.

Asimismo, reconoció la reacción que han tenido los padres de los jóvenes, ya que vivir este tipo de situaciones es muy difícil y aceptar la versión del asesinato sin pruebas contundentes puede ser complicado.

"En comunión con mis hermanos obispos y fieles de nuestra Arquidiócesis, deseo expresar nuestra solidaridad con los familiares de los jóvenes normalistas desaparecidos. Ya las autoridades correspondientes han dado a conocer la parte oficial. Pedimos a Dios les conceda fortaleza en todo momento.

"Ellos están esperando certezas, cosa que será muy difícil pero que ellos tienen el derecho a exigir", mencionó el prelado en rueda de prensa tras su servicio dominical.

No obstante, Cabrera López condenó los hechos ocurridos la noche de ayer en el Palacio Nacional, donde un grupo de jóvenes indignados incendió una parte del edificio en una manifestación violenta.

Por ello, hizo un llamado a unirse solidariamente con las familias, pero de manera pacífica.

"Este problema representa la problemática del país. A lo único que invito a todos es a que en esta reacción de inconformidad, no aumentemos la problemática que tiene el país. La destrucción y el daño a terceros nunca puede ser aceptada. La indignación que les provoca no puede dar derecho a hacerle daño a ninguna otra persona...

"Tenemos todos que tener reacciones constructivas, porque estos problemas de violencia son el resultado también de la indiferencia y de la falta de participación de la ciudadanía. Cuando somos llamados a participar, hay que hacerlo prontamente", comentó.

A la comunidad católica de México, Cabrera López llamó a sumarse en oración y a participar en la vida pública para que las autoridades y los grupos policiacos realmente muestren respeto por los derechos humanos de todos los mexicanos.

"Estos 43 jóvenes se suman a una larga lista de desaparecidos en nuestro país que también sufren porque no se sabe qué ocurrió. Es la situación espiritual más triste para las familias, no saber qué pasó. Por eso, creo que esto no debe ocurrir; tiene que haber una vigilancia extrema, y por lo tanto, poner a cada quién en su lugar para que no se vuelva a repetir.

"Desaparecer a alguien nunca será un método admisible, ni policiaco, ni ciudadano", consideró el arzobispo.

Finalmente, con respecto a los comentarios que hizo el procurador de Justicia, Jesús Murillo Karam, en donde se manifestó cansado de atender las respuestas en la rueda de prensa que realizó para ofrecer información sobre la muerte de los estudiantes, Cabrera López señaló que es comprensible ya que "ha estado ocupadísimo (...) que descanse un poco para que pueda seguir trabajando".