Arzobispo pide justicia para afectados de Maia Eventos

Rogelio Cabrera instó a las autoridades a intervenir para restituir el daño económico de alrededor de 100 parejas, el cual podría ascender a los 20 millones de pesos.

Monterrey

Respecto al caso donde un estimado de 100 parejas fueron defraudadas por la empresa Maia Eventos, el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, pidió a las autoridades hacer cumplir la ley y restituir el daño de los afectados.

De acuerdo a cálculos hechos por las parejas aquejadas, al contratar una compañía organizadora de bodas que los defraudó -Maia Eventos-, se estima un daño económico que pudiera ascender a los 20 millones de pesos.

"Que se proceda conforme a la ley y que se le restituya cada quien sus propias cosas", refirió el arzobispo Cabrera López, "que intervengan y que haya justicia siempre".

El caso salió a la luz después de que el lugar fue clausurado y varias parejas comenzaron a percatarse del hecho a mediados del pasado miércoles.

Hasta mediodía de este domingo, las autoridades no han dado a conocer el paradero de los responsables. Las oficinas de la empresa se encontraban en Río Manzanares 308, en la colonia Del Valle, en el municipio de San Pedro Garza García.

"Sólo esperemos que las personas que tenían sus bodas en unos días o en unos meses puedan encontrar la manera de hacerlo, de poder casarse.

"Pero no sabemos todavía qué es lo que va a pasar, pues se fueron nuestros ahorros ahí", comentó uno de los afectados el pasado sábado.

Por otra parte, empresas como Banquetes Monterrey y otros proveedores que se encuentra en Facebook, realizan descuentos a parejas víctimas del fraude de Maia Eventos.

Promueve Iglesia cuidado de mascotas

Pese a los casos de maltrato animal que se han dado a conocer en los últimos días, el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, indicó que entre la comunidad católica se han realizado acciones para promover el respecto a los seres vivos.

"La Iglesia siempre ha promovido la ecología, el respeto a la naturaleza, a los seres vivos a los que no son vivos, toda la naturaleza tiene que ser respetada.

"Pero una sociedad donde hay agresiones a los seres humanos, ¿qué se puede esperar? ¿A los pobres perritos qué les toca?", mencionó.

Esta semana MILENIO Monterrey publicó al varios casos de maltrato animal en la entidad. Uno de ellos fue el de Scooby, quien fue lastimado de una oreja con un arma blanca, así como otro en Montemorelos, que fue atado de su cuello a un árbol.