Confía arzobispo en que autoridades resolverán problema del río San Juan

La Iglesia católica de Monterrey se encuentra ofreciendo apoyo a todas aquellas personas que habitan o laboran en las cercanías del manto acuífero, indicó Rogelio Cabrera López.
El arzobispo Rogelio Cabrera López.
El arzobispo Rogelio Cabrera López. (Foto: Raúl Palacios)

Monterrey

Si las autoridades se comprometieron a resolver la situación en el río San Juan a través de limpieza y apoyo a los habitantes del ejido afectado, no debe haber duda de que cumplirán con lo dicho, aseguró el arzobispo Rogelio Cabrera López.

Esto, después de que el prelado solicitara a las autoridades realizar un peritaje externo para conocer la verdadera causa del derrame y la afectación ocasionada por el derrame de hidrocarburos en dicho afluente, solicitud que fue denegada por el jefe de la Oficina de la Gubernatura de Nuevo León, Jorge Domene Zambrano.

"Hay una promesa de que no dejarán sola a la comunidad y ahí está la labor de las autoridades inmediatas. La Federación podrá ser sensible a este problema y concretamente Pemex, en la medida que las autoridades estatales y municipales le exijan la parte que les corresponde atender", señaló Cabrera López tras su servicio dominical.

Domene Zambrano dijo que no es necesario realizar dicho procedimiento, ya que el derrame se debió a una supuesta toma clandestina para robar el hidrocarburo, y la evaluación de los daños ya fue realizada por parte de las autoridades correspondientes como Semarnat y Conagua.

"Aunque haya sido perpetrado el problema por algunos ladrones, las instituciones tienen el deber moral de apoyar a la comunidad", apuntó Cabrera López.

Sobre las afectaciones o enfermedades que pueden sufrir los trabajadores encargados de la limpieza del manto acuífero, el arzobispo de Monterrey consideró que no hay de qué preocuparse, ya que tanto las autoridades como la misma Iglesia católica de Monterrey se encuentran ofreciendo apoyo a todas aquellas personas que habitan o laboran en las cercanías de dicho río.

"Yo creo que esto está siendo atendido, están las brigadas de Cáritas Diocesanas que han estado recorriendo todos los lugares. Y también el secretario de Salud del Estado está al pendiente.

"Hay que evitar todo riesgo, que nadie sin tener la capacitación se meta a hacer alguna operación en la que se requieren equipos, capacidades... Tengo entendido que quienes han sido llamados a trabajar, a todos se les exige usar el equipo para no sufrir daño en sus personas. Por eso yo insto a quienes no tienen la capacitación ni tienen porque meterse que no lo hagan", recomendó Rogelio Cabrera.

Recordó de igual manera a los habitantes de las zonas aledañas que el agua del río San Juan tardará algún tiempo en volver a la normalidad, ya que el sabor y aroma del petróleo tardan tiempo en desaparecer.

"Las autoridades tendrán que proveer, que haya o nuevas norias o bien que las que están actualmente queden muy limpias. En algunos casos será necesario hacer nuevos pozos", comentó.