Por imprudentes, deben pedir disculpas: arzobispo

Monseñor Rogelio Cabrera López manifestó que las autoridades debieron haber analizado el contexto económico del estado antes de haber hecho promesas.
Rogelio Cabrera López dijo que los ciudadanos solo quieren que sean honestos con ellos.
Rogelio Cabrera López dijo que los ciudadanos solo quieren que sean honestos con ellos. (Eduardo Mendieta)

Monterrey

Las autoridades estatales cometieron un acto imprudente al prometer la eliminación de algunos impuestos, para crear otros, por lo que se requiere una disculpa a la ciudadanía, señaló el arzobispo Rogelio Cabrera López.

En entrevista al término de la tradicional misa dominical en la Catedral, el monseñor, sin referirse directamente al gobernador del Estado, se pronunció en contra de los funcionarios que cuando estaban en campaña realizaban promesas insostenibles.

Exigió además, que a la ciudadanía debe hablársele con la verdad, ya que cuando se hacen compromisos, aunque los candidatos nunca revisan los presupuestos públicos, sí conocen las condiciones económicas en que se encuentran las arcas estatales.

"Es un acto imprudente no haber pensado lo que estaba ocurriendo y creo que, en el ánimo y fervor de campaña, se hacen siempre promesas y no se revisan los presupuestos, yo creo que es una buena enseñanza para que ningún otro (candidato) que pretenda cualquier clase de autoridad, se fije bien en lo que está pasando.

"Ya teníamos el pronóstico que las cosas no está bien económicamente y ahora hay que enfrentar con mucha honestidad y sinceridad, hay que decirle a la población que no es posible y creo que así nos ponemos a comprender y hacer la lucha de pagar aquello que debamos pagar, los ciudadanos lo que quieren es que se les hable con la verdad".

"Yo lo que pido es que lo hagan todo con mucha transparencia y mucha claridad y también pedir disculpas a la población, si no se puede de otro modo; tienen que resolverse los problemas inmediatos de la administración pública", mencionó Cabrera López.

Este fin de semana se informó que dentro del Presupuesto 2016, para el estado de Nuevo León, se revive el impuesto de la verificación vehicular –que desapareció en los 90´s por actos de corrupción comprobada- además del aumento en el pago del refrendo y el replaqueo.

El arzobispo de Monterrey dijo que serán las autoridades estatales, del poder legislativo y Ejecutivo, las que deberán ponerse de acuerdo a favor de la ciudadanía.

"Yo ya había dicho, desde que estaban en campaña, que no se prometiera nada a la gente si no había claridad del futuro económico de nuestros gobiernos, si del Gobierno del Estado ya sabíamos que estaba en crisis, las promesas no podían ser de esa índole.

"Creo que ahora por tratar de compaginar una promesa con la realidad de escasez económica, se busca de una u otra manera resolverlo, yo creo que los más pobres deben ser tratados con indulgencia y que se haga un plan general.

"Tienen que revisar esto, ahí está el equilibrio de la autoridad, el Congreso y el poder Ejecutivo", dijo Cabrera López.