Artritis reumatoide: un mal que afecta más a las mujeres

Las terapias biológicas frenan el avance de este padecimiento, que de no tratarse con oportunidad deriva en la deformación de las articulaciones y causa discapacidad permanente.
El hecho de que afecte a más mujeres se ha relacionado con el papel de los estrógenos y ciertos anticuerpos
El hecho de que afecte a más mujeres se ha relacionado con el papel de los estrógenos y ciertos anticuerpos (Especial)

Guadalajara

Con síntomas tan inespecíficos como una cierta rigidez al despertar comienza una de las enfermedades más devastadoras: la artritis reumatoide. Un trastorno que se caracteriza por la inflamación del tejido que rodea a las articulaciones y que afecta principalmente a la población femenina, pues tres de cada cuatro personas que lo padecen son mujeres.

“Son las articulaciones de las manos las que se ven primeramente afectadas, las de nudillos de los dedos, la muñeca, luego los codos. Por lo general es muy simétrica, afecta tanto a las articulaciones de un lado como las del otro paralelamente y se van sumando más articulaciones”, apuntó Luis Daniel Fajardo Hermosillo, médico internista con subespecialidad en reumatología, adscrito al Hospital General Regional 110 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco.

Debido a lo poco llamativo de su aparición, este mal pasa desapercibido para el paciente. Evoluciona de rigidez y dolor articular leve a mayor dolor. La inflamación va avanzando hasta producir pérdida de la función y deformar las extremidades, con la posterior discapacidad que obliga a la dependencia. “No se pueden realizar actividades como abrir el picaporte de la puerta, dar vuelta a la cerradura, escribir con una pluma”, dijo el entrevistado.

Como otras enfermedades reumáticas es resultado de un rechazo del organismo que genera una respuesta de ataque a través de su sistema inmunológico, aunque aún no se confirma científicamente el origen que desencadena este rechazo. Hay muchos genes involucrados, refirió el especialista.

Agregó que el hecho de que afecte a más mujeres se ha relacionado con el papel de los estrógenos —hormona femenina— y ciertos anticuerpos, sin comprobarse esta teoría. Lo cierto es que el padecimiento en adultos se presenta desde la tercera y cuarta década de la vida hasta la sexta década.

En nuestro país la incidencia de la artritis reumatoide desde 0.4 a 1 por ciento de la población, mientras que entre indígenas norteamericanos se dispara a 6 por ciento y entre los africanos es inexistente. Se cree que es una enfermedad generada en América, indicó Fajardo Hermosillo. Sólo a su cargo en el Servicio de Reumatología del Hospital 110 del IMSS tiene 838 pacientes en tratamiento de esta enfermedad, lo que da una idea de su incidencia.

Desafortunadamente en México el diagnóstico de la artritis reumatoide puede demorar hasta tres años —frente al promedio de seis a nueve meses en países desarrollados— debido al desconocimiento médico en el primer nivel de atención, que no refiere pronto al paciente al reumatólogo, opinó.

Fajardo Hermosillo señaló que esta enfermedad no tiene cura, sin embargo los investigadores han generado tratamientos que varían desde analgésicos y anti-inflamatorios hasta los fármacos modificadores de la enfermedad cuyo objetivo es evitar la deformación. Entre estos últimos se dispone de terapias biológicas que han permitido alargar por años la funcionalidad del paciente.

Desde 2013, en México se dispone además de un fármaco oral que ha logrado frenar el daño articular, la inflamación y el dolor de la zona afectada, con mejores resultados, ya que los inyectables —sea vía subcutánea o intravenosa— del resto, generan desapego. Sin embargo, cabe citar que fuera de la seguridad social, el tratamiento de la artritis reumatoide no está cubierto y sufragarlo con sus propios recursos está muy lejos de  la población promedio: desde dos mil dólares anuales por costo directo y hasta cinco mil dólares indirecto.

Lo más importante, de acuerdo con el doctor Fajardo, es que ante la aparición de síntomas presentes durante seis semanas se acuda con un reumatólogo “ya que un buen diagnóstico puede cambiar su pronóstico al recibir un tratamiento que evita secuelas y haga que su calidad de vida no se deteriore”, al llegar a requerir prótesis de rodilla o cadera o que pierda su función.

El reumatólogo definirá el mejor tratamiento; no obstante, la mejoría del paciente está estrechamente relacionada con recibir una atención temprana, insistió.

 

 

Claves

 

De la artritis reumatoide

 

Es una enfermedad reumática, que causa dolor, inflamación, rigidez y pérdida de la función de las articulaciones

 

Comienza generalmente en los dedos de las manos y las muñecas

 

Se estima que la padecen hasta 1% de la población en México

 

Afecta más a mujeres que a varones, en una proporción de tres a uno

 

Suele presentarse en la tercera y cuarta década de la vida y hasta los 60 años

 

En algunas formas de esta enfermedad los síntomas aparecen y desaparecer. En su forma más severa genera deformidad

 

Esté alerte a los primeros síntomas: rigidez matutina, dolor leve de articulaciones y fatiga

 

Es común que esa sensación de rigidez dura por más de una hora

 

Las articulaciones pueden sentirse calientes, sensibles y rígidas cuando no se usan

 

El dolor articular suele presentarse en ambos lados del cuerpo

 

Si estos síntomas se prolongan por seis semanas debe acudir con un reumatólogo

 

De no atenderse se pierde la movilidad en las articulaciones y pueden deformarse

 

El tratamiento incluye analgésicos y anti-inflamatorios —solo para los síntomas— y fármacos modificadores de la enfermedad sintéticos o biotecnológicos

 

Las terapias biológicas son inyectables y recientemente se dispone de un fármaco oral

 

Fuente: Dr. Luis Daniel Fajardo Hermosillo. Servicios de Reumatología del Hospital General Regional 110 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco