REPORTAJE | POR SANDRA SOSA

“El arte de surfear me hace sentir como rey de las olas”

surfistas en miramar-Dispuestos a ser parte del atractivo turístico

La escollera de la playa Miramar se ha convertido en punto de reunión para 40 surfistas que acuden a practicar.

Surfistas dicen sentirse ignorados por la Secretaría de Turismo.
Surfistas dicen sentirse ignorados por la Secretaría de Turismo. (Jesús Jiménez )

Madero

Adrenalina entre las olas, es lo mejor que me puede pasar, el arte de surfear me hace sentir como el rey de las olas,  dijo Álvaro Álvarez Roc quien desde hace 6 años practica uno de los deportes acuáticos más admirados por turistas en el máximo paseo.

La escollera de la playa Miramar, justo donde se encuentra el rompe olas, se ha convertido en el punto de reunión de alrededor de 40 surfistas  de la zona conurbada que acuden a practicar cuando se presenta oleaje alto, en temporada de nortes y hasta de huracanes,  hoy solo piden ser tomados en cuenta por la Secretaría de Turismo en Ciudad Madero.

El surf  consiste en deslizarse de pie en una tabla sobre las olas, Álvaro explica que el primer paso es ponerse de pie y aguantar recto hasta la orilla, poco a poco se va dominando esta técnica básica, se comienza a bordear la ola, tanto de cara así como de espalda, esto es lo que hace vibrar a quien practica este deporte, “es una sensación inexplicable, cuando estoy sobre la tabla no pienso más que en seguir y dar lo mejor de mí”, indicó.

A diferencia de estados como Nayarit, en la playa Sayulita,  Turismo estatal considera a los sufistas parte de los atractivos turísticos que sin duda genera una importante derrama económica al visitar la zona de playa para disfrutar del espectáculo que ofrece este deporte extremo, en el sur de Tamaulipas, este grupo de deportistas se sienten ignorados por la Secretaría de Turismo. 

Señalan que además de que no existen regaderas en el lugar, carecen de espacios para guardar el equipo de trabajo,  por lo que piden ser tomados en cuenta como parte de los  nuevos atractivos turísticos en el máximo paseo, como sucede en otras playas del país, donde cuentan con espacios especiales incluso para capacitar a la gente interesada en esta actividad.

De ser necesario, Álvaro Álvarez quien desde hace 6 años práctica el surf; señala que estarían dispuestos a realizar una presentación para turistas, lo que sin duda generaría una mayor afluencia y esperan que pronto  el departamento de Turismo los considere.

“Claro  que sí podemos capacitar desde niños y adultos, aprender a imprimir velocidad a la tabla es lo que te permite poder realizar el resto de maniobras que se pueden hacer surfeando, hemos estado frente a las olas que provoca  un huracán, es parte de todo esto, la adrenalina, el  correr la ola grande, el peligro, todo es parte del surf, la condición física tiene mucho que ver”, aseveró.

La propuesta del grupo de surfistas, se basa únicamente en apoyo, que se abran las puertas a una oportunidad de poder enseñar, capacitar a gente interesada, dijo que para darse a conocer a través de las redes sociales instalaron una cámara de video en una de las luminarias que se ubica en el campo deportivo.

El surf se distingue en dos modalidades: el “longboard” o tablón que es la más clásica y en la que se utilizan tablas más largas, más anchas y gruesas, que implican un surf con maniobras más suaves.