Instala Arquidiócesis albergue en la colonia Garza Nieto

El arzobispo Rogelio Cabrera López comentó que esta iniciativa es en coordinación con Cáritas de Monterrey.

Monterrey

Para ayudar a prevenir situaciones de tragedia o muertes por el frío, la Iglesia católica de Monterrey instaló un nuevo albergue en la colonia Garza Nieto, en la parroquia Santa María Goretti.

El arzobispo Rogelio Cabrera López anunció en rueda de prensa tras el servicio dominical la colocación de este albergue, que, en coordinación con Cáritas de Monterrey, dará asistencia permanente a las personas en necesidad.

El centro de atención recibirá a personas indigentes, y en él se hará entrega de cobertores y ropa de invierno. El prelado explicó que se dará atención a todo aquel que lo necesite no solo por esta etapa invernal, sino que el albergue funcionará permanentemente a partir de ahora, aunque admitió desconocer la capacidad que tiene.

“De modo permanente habrá lugar para hospedad al que no tiene donde dormir y dársele comida. Están también los comedores muy cerca para ayudar y habrá una brigada de gente de buena voluntad que irá a los diversos lugares de la ciudad, sobre todo donde sabemos que hay más gente que no tiene donde vivir o qué comer para brindarles apoyo. No queremos que ninguna persona vaya a morir por cuestión del clima”, mencionó.

Reconoció que es un lugar pequeño y las personas pueden estar un poco “hacinadas”, sin embargo aseguró que el lugar podrá responder ante las demandas que haya de personas que necesiten la atención, además de la repartición de productos que les ayuden a soportar las adversidades.

El albergue empezó funciones ésta semana y será en los próximos días cuando el arzobispo lo visite para bendecir el lugar.

“El padre me comunico que ya están listos para trabajar. Yo no he ido, pero desde luego estuve de acuerdo con la instalación porque es una zona que requiere mucho apoyo”, argumentó Cabrera López.

Asimismo, el líder religioso hizo un llamado a la sociedad regiomontana para que tomen precauciones ante el frío y no ocurran situaciones que se puedan lamentar.

"Ante las dificultades climatológicas que estamos viviendo en nuestro estado y en el resto del país, deseo hacer una invitación a toda la comunidad para que, viviendo la caridad, demos auxilio a los hermanos que se encuentran en situaciones de adversidad, padeciendo por el frío y las lluvias.

"Deseo también hacer un llamado para que no olvidemos tomar en cuenta las recomendaciones que Protección Civil y los diferentes cuerpos de auxilio nos hacen para evitar accidentes en los hogares, sobre todo en lo que se refiere al uso de calentadores de gas, electrónicos y el uso de braceros", comentó el prelado.