Arquidiócesis de Monterrey apoya las protestas pacíficas

El vicario José Francisco Gómez Hinojosa comentó que incluso él mismo participó en la marcha realizada el pasado jueves en el centro de la ciudad, para exigir justicia por el caso Ayotzinapa.
La visita aún no se confirma.
También hay que aportar propuestas además de protestar, expresó el sacerdote. (Foto: Carlos Rangel)

Monterrey

La Iglesia católica de Monterrey está favor de las protestas pacíficas como la realizada el jueves pasado en la ciudad para exigir justicia por los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, y tan es así que el vicario general de la Arquidiócesis, José Francisco Gómez Hinojosa, participó en ella.

Abordado al finalizar la homilía matutina dominical en la Catedral de Monterrey, el sacerdote dio a conocer, sin entrar en detalles, que participó en la marcha que jóvenes y familiares de personas desaparecidas realizaron la semana pasada en el centro de la ciudad.

Sin embargo, agregó, suspendió su participación porque debía encabezar la misa ofrecida de las 19:00.

"Menos protestas y más propuestas, no es que se esté en contra de las protestas; se entiende, todos estamos muy irritados, todos estamos esperando que se nos diga qué pasó con los estudiantes de Ayotzinapa, que se confirme si en realidad están muertos, pero (estamos en contra) de las protestas que son violentas y que parecieran no tienen ningún sentido y se agrede a personas que son inocentes, más bien hay que hacer propuestas.

"(Como la del jueves pasado en Monterrey) es lo mejor que nos puede suceder, la gente tiene libertad de expresión, qué bueno que ahí salimos; yo estuve ahí, a las 5 de la tarde, pero yo no pude terminarla porque tenía misa de 07:00, es muy bueno que podamos manifestarnos y sobre todo de manera pacífica, porque la violencia nunca va ser la solución para ningún problema", declaró Gómez Hinojosa.

El vicario general de la Arquidiócesis de Monterrey informó que el respaldo a las agrupaciones de desaparecidos y de derechos humanos en Nuevo León se ha confirmado con el nombramiento del padre Miguel Ángel Flores Pecina, como contacto institucional de la Iglesia con Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León (FundeNL) y Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, AC (CADHAC).

"Las autoridades con que hagan su trabajo, nosotros tenemos que hacer nuestro trabajo y llamar a solidaridad, a la participación y a la paz que se construya con justicia y dignidad.

"De hecho, el señor arzobispo acaba de nombrar al padre responsable del secretario de Pastoral Social, Miguel Ángel Flores Pecina, como el contacto institucional de parte de la Arquidiócesis con las organizaciones que luchan a favor de los derechos humanos y para recuperar a sus desaparecidos, esa que se llama FundeNL y también Cadhac, todas las que están luchando por los derechos humanos", agregó.

El sacerdote señaló que se les brinda todo el apoyo necesario, aunque no sean organizaciones apostólicas o de grupos de apostolados, pero mientras tengan fe, a solicitud de éstas, el arzobispo ofrece su apoyo, consuelo y atención en lo que se les ofrezca.

Por su parte, el vicario informó que se celebrará la conclusión del año litúrgico con la consagración que será renovada en todas las parroquias e iglesias el próximo 7 de diciembre.

Además, informó que se realizará la Asamblea Eclesial Diocesana 2014 "Iglesia Misionera de Puertas Abiertas y en Salida", el próximo 1 y 2 de diciembre en la Casa de la Iglesia de la Arquidiócesis de Monterrey.

"Es el acontecimiento pastoral más importante del todo el año, donde participamos más de 750 personas, todos los párrocos, un representante de cada parroquia, y donde se definen los rumbos pastorales de la Arquidiócesis, que sea una iglesia a la que recibe, que tradicionalmente está alejada, y una iglesia que salga en misión a los lugares más recónditos y apartados", indicó.