Nueva ANP arranca con recursos para proyectos

Hay un capital semilla y la intención de que el decreto permita presionar el saneamiento total de las cuencas.
Viejas haciendas abandonadas en la barranca del Verde.
Viejas haciendas abandonadas en la barranca del Verde. (Agustín del Castillo)

Guadalajara

La nueva área natural protegida de Jalisco, la "formación natural de interés estatal" Barrancas de los ríos Santiago y Verde, de casi 22,500 hectáreas en nueve municipios, no partirá de cero. Una vez publicado el decreto del gobernador que le da vida jurídica, el pasado 20 de diciembre en el periódico oficial El estado de Jalisco, se cuenta ya con el programa de manejo correspondiente y con recursos "semilla" que podrían acercarse a dos millones de pesos, para arrancar con proyectos, señala el responsable del proyecto, Antonio Ordorica Hermosillo, Director general en la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), el funcionario destaca las dificultades que implicó dialogar y negociar con intereses locales y regionales para sacar adelante la protección. También destaca que el decreto deberá funcionar de palanca para acelerar cambios que ya han empezado, sobre todo, ordenar los linderos de la ciudad y terminar con casi medio siglo de contaminación con aguas negras.

"Lo que nos encontramos primero, que ha sido una constante en la historia de otras áreas protegidas, es cómo ya no prosperan las imposiciones de un decreto, sin tener las consultas o los diálogos con los dueños o poseedores; eso lo hemos venido cuidando, platicar y hacerles ver el área protegida como una oportunidad de detonar desarrollo, proyectos sustentables, y que sus actividades productivas quedan reflejadas e incorporadas al decreto y al programa de manejo [...] que vieran una oportunidad a la que el gobierno del estado le está poniendo dinero...".

- Llama la atención la singularidad de la categoría: formación natural de interés estatal, ¿cómo se llega a eso?
- Hicimos una revisión con expertos, con la Conanp [Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas], para ver cuál era la categoría que mejor se acomodaba a las condiciones de la barranca; hubo coincidencia en que la formación natural era una de las idóneas, porque sí es un símbolo para la zona metropolitana de Guadalajara, y al final, aprovechamos la parte de identidad, la condición que se tiene de monumento histórico en la barranca, zona de paso, del centro a occidente, por más de 500 años; situación que podíamos incorporar con actividades que tienen que ver con ese reconocimiento histórico cultural de la barranca, además de sus valores naturales indiscutibles.

De manera que no sólo se busca la conservación de la biodiversidad; "tenemos que hacer un trabajo con los municipios, con el INAH [Instituto Nacional de Antropología e Historia] para rescatar los sitios históricos patrimoniales, identificarlos y señalizarlos; que sean parte ya del uso con información para los visitantes, y también involucrar en estas actividades a los propietarios, hay muchos de ellos que tienen interés en detonar proyectos de turismo de naturaleza.

Es un objetivo complejo, por lo pronto se cuenta con "un capital semilla entre 1.5 a dos millones de pesos, para junto con los dueños y poseedores, y los ayuntamientos, ver en dónde focalizamos esos recursos para empezar a detonar ciertos proyectos productivos, o potencializarlos, o ir al tema de restauración, señalización [...] quizás no sea tanto dinero, pero ya nace con recursos el área protegida y eso es algo que no se había dado en el pasado".

Datos

22,422.98 hectáreas protegidas

Municipios de Guadalajara, Tonalá, Juanacatlán, Zapotlanejo, Acatic, Cuquío, El Salto, Ixtlahuacán del Río y Tepatitlán

Publicación de decreto: 20 de diciembre de 2016