Cabildo sampetrino avala tres torres para complejo Arboleda

El desarrollo inmobiliario se ubicará en la calle El Roble, entre las avenidas Gómez Morín y Ricardo Margáin Zozaya.
El Cabildo autorizó el proyecto por unanimidad.
El Cabildo autorizó el proyecto por unanimidad. (Carlos A. Rangel)

San Pedro Garza García

El Cabildo de San Pedro avaló por unanimidad la licencia de construcción para tres nuevas torres dentro del proyecto denominado Arboleda.

Bajo el expediente CCS 23222/2012, el Ayuntamiento de San Pedro dio el aval para la construcción de tres torres en una superficie de 22 mil 836.55 metros cuadrados.

“Licencia de construcción obra nueva y licencia de uso de edificación para un desarrollo comercial y servicios conformado de locales comerciales, tienda de conveniencia, restaurantes y oficinas”, se destacó en el asunto del expediente.

El predio se ubica en la calle El Roble 660, entre las avenidas Gómez Morín y Ricardo Margáin Zozaya, del desarrollo sujeto al régimen de propiedad de condominio horizontal.

De acuerdo con la información municipal, el propietario se trata de la persona moral Silica Desarrollos SA de CV, cuyo representante legal es Patricio Garza Garza. El ingreso del expediente se realizó el 26 de octubre de 2012.

Las características del proyecto -Arboleda- avalado, de acuerdo con la información brindada en Cabildo, consiste en las torres A, B, C y un estacionamiento.

La torre A, se expuso, cuenta con 10 locales comerciales, un restaurante, una tienda de conveniencia, 16 oficinas y seis cajones de estacionamientos.

En tanto, el edificio B contempla cuatro restaurantes y la torre C un complejo para dos espacios de venta de comida y seis locales comerciales.

En el caso del estacionamiento, se indicó, será compartido en cuatro sótanos con mil 914 cajones para estacionar automóviles. Asimismo, se contemplan un espacio de cuatro mil 47.30 metros cuadrados de losa de jardín.

Aunque a finales de mayo se avaló la primera fase del proyecto Arboleda, el alcalde de San Pedro, Ugo Ruiz Cortés, admitió en ese entonces que el desarrollo traería un impacto vehicular en la zona.

En aquel momento el edil aceptó que los desarrolladores del proyecto Arboleda donaron voluntariamente 32 millones de pesos para la regeneración de las vías vehiculares de la zona en la que se construiría el desarrollo.

“Tienen que hacer los trabajos en este ejercicio del 2014, si no, se les va la licencia, y con ello la obligación de justificar esta regeneración y estos gastos ante la Secretaría de Desarrollo Sustentable en enero del 2015”, apuntó el edil a finales de mayo.