Se aprueba programa para reubicación de población en zonas de riesgo

El programa tiene como objetivos generar las condiciones propicias para revertir el rezago social y el estancamiento económico.
A revertir el rezago social.
A revertir el rezago social. (Cortesía)

Pachuca

El Secretario de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial, Jesús Romero Quintanar, encabezó la primera Sesión Ordinaria del Consejo Estatal de Ordenamiento Territorial del Estado de Hidalgo (CEOTH), el cual se constituyó el 19 de febrero del presente año, derivado del Convenio Marco de Coordinación para el Desarrollo y Ejecución de Acciones en Materia de Ordenamiento Territorial, por conducto de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU).

En esta reunión de trabajo, donde estuvieron presentes Bianca Penélope Sila Vela, Directora Política Territorial de la Dirección General de Ordenamiento Territorial, en representación de José Luis Escalera Morfín, Director General de Ordenamiento Territorial y Atención a Zonas de Riesgo de la SEDATU, Juan Carlos Alva Calderón, delegado de la SEDATU en Hidalgo, José Luis Lima Morales, Delegado de la CORETT, Mauricio Márquez Corona y representantes de los sectores profesionistas y sociedad civil e estatales, se aprobaron tres millones y medio de pesos para la ejecución del Programa Estatal de Ordenamiento Territorial, como parte del Programa Federal "Reubicación de la Población en Zonas de Riesgos", que beneficiará a los 84 municipios de la entidad, el cual será útil como un instrumento de planificación para el desarrollo sostenible del Estado, que establezca el marco de referencia espacial necesario para las distintas actividades humanas, ya sean asentamientos humanos, actividades productivas o de protección de los recursos naturales.

Romero Quintanar, quien funge como Presidente del CEOTH, expresó que este Programa tiene como objetivos generar las condiciones propicias para revertir el rezago social y el estancamiento económico que se traducen en desigualdad y pobreza; establecer un modelo de aprovechamiento racional de los recursos con los que cuenta el Estado, propiciar la transición de lo rural a lo urbano, en un tránsito ordenado y equitativo, así como el mejoramiento de las condiciones de vida que presentan los municipios del Norte del Estado de Hidalgo.