Aprueban reforma contra “talibanes”

Cometerá el delito de “fraude procesal” quien presente declaraciones o documentos falsos en un juicio.

Guadalajara

Con la intención de frenar la actuación de abogados que utilizan pruebas o declaraciones falsas para ganar juicios, los diputados locales aprobaron una reforma al Código Penal para que esta conducta sea sancionada con cárcel. La creación del delito “fraude procesal” es una respuesta, principalmente, a la actuación de los abogados que se hacen llamar “talibanes”.

En una segunda sesión extraordinaria celebrada por el Congreso del Estado, se acordó adicionar al Código Penal el artículo 154-Bis, para establecer el delito de “fraude procesal”. Éste prevé sancionar a quien obtenga un beneficio indebido para sí o para otro, al simular “un acto jurídico, un acto o escrito judicial o altere y presente elementos de prueba, u ofrezca y presente testigos o documentos falsos, o induzca a testigos, peritos, intérpretes o traductores a faltar a la verdad, o realice cualquier otro acto tendiente a inducir a error a la autoridad jurisdiccional o administrativa”.

Lo anterior, con la intención de obtener una sentencia, resolución, laudo o acto administrativo contrario a la ley. La sanción aprobada es de tres a seis años de prisión y multa de cien a quinientos días de salario mínimo”.

Si el beneficio que se obtenga es de carácter económico, se les procesará por el delito de fraude.

Además, se derogaron algunas fracciones de los artículos 155 y 156, de los delitos cometidos por abogados, patronos y litigantes, así como del 165, relacionado con la falsificación de documentos, en los que estaban previstas estas conductas.

En la exposición de motivos de la propuesta, se señala que se busca proteger “la eficacia de la administración pública”, por lo que el delito sólo se cometerá cuando esté relacionado con una actuación judicial o administrativa.