CCAAN recibe petición por problema de televisores analógicos

El gobierno mexicano no cumple su legislación y existe un grave riesgo de daño ecológico mayor por más de 16 millones de aparatos, denuncian ante entidad multinacional.

Guadalajara

La Comisión para la Cooperación Ambiental de América del Norte recibió el día de ayer una petición para abrir un Expediente de Hechos en torno a presuntas violaciones que ha cometido el gobierno mexicano respecto al programa de cambio de televisores analógicos a digitales en el país.

En un documento firmado por diversas organizaciones de la sociedad civil, señalan que el gobierno mexicano ha echado a andar el Programa Nacional para la Gestión Integral de los Televisores para la Transición Digital Terrestre, el cual adolece de numerosas anomalías, porque no fomenta la participación ciudadana, no genera información para los ciudadanos que están haciendo el cambio de televisores, y además, no tiene ni recursos financieros que garanticen que se llevará a cabo de forma eficiente en un contexto, además, de virtual inexistencia de un mercado de reciclaje de sus componentes.

De acuerdo a información oficial, el llamado “apagón analógico” aplicará a partir del último día del año 2015, y se prevé que se cambien en el proceso alrededor de 16 millones de aparatos de televisión, en el nivel nacional, mientras Jalisco tiene alrededor de 600 mil bajo ese supuesto. Las organizaciones ecologistas señalan enfáticamente que no existe un mercado para utilizar los desechos, y en particular hay una preocupación por los residuos de mercurio, que es altamente tóxico, de acuerdo a información de la organización ecologista Eco Vía.

De acuerdo a los datos que establece el plan de manejo que fue publicado hace mes y medio por el gobierno federal, serían alrededor de 40 millones de televisores analógicos los que existen en el país, lo cual multiplica de forma considerable los desechos potenciales que se generen con este cambio.

Los denunciantes señalan que el gobierno mexicano está violando el Convenio de Basilea de Control de los Movimientos Transfronterizos de los Desechos Peligrosos, del que es firmante el país y por ende tiene rango constitucional; además de la Ley de Responsabilidad Ambiental,
la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, la Ley General para la Gestión Integral de Residuos, y su reglamento, y en particular, la norma oficial mexicana 161, de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, actualizada en el año 2011.

La CCAAN determinará si está fundamentado el reclamo de que el
gobierno mexicano está incumpliendo su propia legislación; si así fuera, abrirá un expediente de hechos con el objeto de documentar esta anomalía, lo cual no tiene efectos vinculantes, pero sirve de presión para el gobierno involucrado, de manera que corrija el problema.

Jalisco en particular ha anunciado que implementara un programa para reciclar los 600 mil aparatos que estiman las organizaciones no
gubernamentales serán cambiados en el curso de este año, aunque los cálculos oficiales hablarían al menos de dos millones de aparatos.

Según la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, existe experiencia en las campañas de reciclaje de desechos electrónicos que se han hecho en los últimos años, tanto a nivel de Guadalajara, como a nivel del estado, por lo cual, considera que los problemas serán
menores.