Comerciantes reubicados mantienen juicios

Los propietarios de estanquillos que estaban en la Plazuela Juarez, hoy Plaza Mayor, señalan que a la fecha el ayuntamiento de Torreón no ha cumplido con reubicarlos.
Roberto Carlos Robles, ex asesor jurídico del Ayuntamiento y quien actualmente asesora a los inconformes.
Roberto Carlos Robles, ex asesor jurídico del Ayuntamiento y quien actualmente asesora a los inconformes. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Comerciantes que tenían sus estanquillos de Aguas Celis en lo que fue la Plazuela Juárez (hoy Plaza Mayor) mantienen un juicio en contra del Ayuntamiento de Torreón por no respetar el acuerdo que la administración pasada hizo con ellos, en el sentido de reubicarlos en el nuevo espacio y mientras no hacerlo otorgarles una compensación económica mensual.

Roberto Carlos Robles, ex asesor jurídico del Ayuntamiento y quien actualmente asesora a los inconformes, explicó que el acuerdo original fue firmado en octubre de 2011 y meses más tarde modificado, pues la idea era que primero por mes recibieran 25 mil pesos y al final el monto quedó en 12 mil 500.

A decir del asesor jurídico de los comerciantes, la administración anterior no respondió nada hasta que entraron a juicio y pretendió heradar el problema.

Sin embargo, indicó que la administración cumplió con el pago solamente de enero de 2011 a junio del 2012 y en varias ocasiones pidieron una respuesta, no se las dieron y optaron por irse a juicio.

En ese sentido, fueron creados dos expedientes: uno a nombre de María Dolores Hernández Ramírez y otro al de Claudia Leticia Morales González; quienes fungían como dueñas de los estanquillos.

La primera documentación está en el Juzgado Segundo de Distrito en La Laguna con el número 1092/2013, mientras que el segundo con el Juzgado Tercero de Distrito en La Laguna con la serie 1093/2014.

Del caso de Dolores Hernández hubo una respuesta de parte de la autoridad municipal en noviembre pasado, en que fue reconocido el caso, sin embargo no hubo algo claro sobre cuando la parte afectada tendría una reposición de su negocio.

Carlos Robles explicó que dichos puestos tenían más de 40 años y en primera instancia le pertenecieron a una compañía de helados, sin embargo los dos espacios fueron cedidos a los empleados a manera de liquidación. En ese sentido, los negocios fueron trabajados durante varios años por cuatro familias.

Uno de los expedientes ya tuvo respuesta del Ayuntamiento, mientras que el otro fue interpuesto un recurso de revisión ante un Tribunal Colegiado.

Milenio tiene una copia del convenio que en enero de 2011 firmaron las entonces autoridades municipales con los comerciantes y que fuese avalado por el Cabildo. En los puntos cuarto y quinto viene estipulado que cada propietaria recibiría la compensación monetaria de 12 mil 500 mensuales hasta que los puestos fueran reubicados en el proyecto de la Plaza Mayor (anteriormente conocido como Gran Plaza).

Por su parte, Jorge Luis Morán, secretario del Ayuntamiento, indicó que la Dirección Jurídica del Municipio lleva el caso y no están cerrados a ninguna opción, pero primero debe analizarse que sea lo mejor tanto para la ciudad como los comerciantes.

"Eso lo está atendiendo la dirección jurídica y está buscando una negociación para llegar a un arreglo que satisfaga a ambas partes. Estamos buscando la mejor opción para la administración y de acuerdo a los derechos de ellos", declaró.

Mencionó que no está descartado el hecho de que los puestos pudieran establecerse en los terrenos de la Plaza Mayor, pero también está la opción de otros espacios como el Bosque Urbano.

"La ciudad crece y necesitamos ver más opciones, quizá en primer término puede que no estén convencidos pero tras analizarlo es posible que sí. Reiteramos que la idea es que puedan restablecer su negocio sin perjudicar los intereses de la ciudad y que estén conformes", expuso.