Tras dos años, esperan fallo por el puente roto

API Altamira necesita que se destrabe el proceso legal para poder invertir en la rehabilitación de la obra
10 millones de pesos deberá cubrir la constructora del puente .
10 millones de pesos deberá cubrir la constructora del puente . (Jose Luis Tapía)

Altamira

La Administración Portuaria Integral de Altamira espera que para antes de que finalice el año se destrabe el litigio que sostiene desde hace dos años 11 meses con la constructora Dufrosa, por las fallas que ha registrado el puente del Libramiento Altamira-Puerto Industrial que lo mantiene cerrado, misma que en sus alegatos para no pagar la fianza por vicios ocultos refiere que ellos acataron lo que pedía el proyecto.

El director de la API Altamira, José Carlos Rodríguez Montemayor, dijo que están esperando que el juez dé la autorización de poder invertir en la rehabilitación del puente, pues no lo pueden tocar para no alterar las pruebas periciales.

Dijo que están esperando que el proceso se destrabe para antes de que finalice el año, posiblemente para diciembre, para poder comenzar con los trabajos de rehabilitación, sin embargo por el momento están dando los mantenimientos necesarios de las laterales, que han servicio como vías de tránsito desde el 2011 que se cerró el puente.“Estamos esperando que el Juez nos dé la autorización, para no alterar las pruebas periciales. Estamos esperando que ya sea en este año, en diciembre, para ya iniciar los trabajos.

Por lo pronto estamos con los mantenimientos de las laterales del puente”El litigio que sostienen desde enero del 2012 con la empresa Dufrosa se ha extendido, pues la constructora alega que ellos hicieron las obras acatando el proyecto que se solicitó.“Pues ellos dicen que se acataron al proyecto y es lo que los peritos están demostrando, que usaron  materiales de mala calidad o que no se acataron al proyecto”.Indicó sin embargo que hasta el momento los peritos siguen trabajando, pero no se han determinado aún las causas que originaron los daños que presentó el puente al poco de tiempo de haber sido inaugurado.

La demanda por vicios ocultos que presentó la Administración Portuaria integral es por 10 millones de pesos,  lo que se había pactado en la firma del contrato con la empresa.La primera vez que el puente dio de qué hablar fue el 2 de julio del 2010 mientras era edificado, 100 metros de estructura se desgajaron, en el carril de norte a sur.

Fue en diciembre del 2011 cuando la API decidió cerrarlo de forma definitiva, pues presentaba averías que ponían en riesgo a las personas que circulaban por el lugar, sobre todo tenían miedo que la construcción no soportara el contante paso de unidades pesadas. A partir de ahí se han presentado un gran número de percances viales, algunos con saldos mortales.