De los 20 a 40 años es la edad óptima para ser papá

Los hombres también tienen un reloj biológico. A partir de la cuarta década baja calidad del esperma.
Laura Julissa Bernal explicó que después de los 40 años baja la capacidad reproductiva hasta 70%.
Laura Julissa Bernal explicó que después de los 40 años baja la capacidad reproductiva hasta 70%. (Maricarmen Rello)

Guadalajara

No sólo las mujeres tienen un reloj biológico. También para la paternidad hay una edad óptima que va de los 20 a los 40 años, señaló la encargada del módulo de Planificación Familiar de la unidad médica 78 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Laura Julissa Bernal Hernández.

"Aunque es bien sabido que el varón sigue produciendo espermatozoides en la edad adulta hasta en la vejez, sí hay un reloj biológico que se refiere a una edad óptima en la que el hombre tiene las mejores características genéticas para que pueda ser papá en condiciones adecuadas y esto es de los 20 a los 40 años", indicó.

La especialista en medicina familiar explicó que después de los 40 años baja la capacidad reproductiva hasta 70%. Ciertamente después de los 40 muchos hombres pueden ser padres, pero aumentan los riesgos.

"Se ha observado que hay asociación con malformaciones de los bebés, o bien con enfermedades como síndrome de Down que están condicionadas a las características del ADN que es el material genético que el varón aporta para que pueda nacer este bebé", dijo.

Bernal Hernández recomendó que previo a buscar la paternidad, los varones acudan con su pareja a una consta consejería pre-concepcional a fin de identificar riesgos a la salud y asegurar que está en la mejor condición para la paternidad.

Estas consejerías también permiten atender problemas como diabetes e hipertensión o infecciones de transmisión sexual que pueden afectar la movilidad de los espermatozoides y afectar la concepción.

Actualmente se estima que en México 15% de las parejas tienen problemas para concebir. De acuerdo con la especialista, en tres de cada 10 casos de atañen al varón y a la calidad o producción de los espermatozoides.

Bernal Hernández añadió que mediante un estudio llamado espermatobioscopía se identifica si los espermatozoides tienen anomalías, que en muchos casos pueden solucionarse con tratamiento farmacológico.