En un año se triplica la cifra de niños quemados

En lo referente a Hidalgo, señala que de momento no ha habido quemados graves. Sólo hay tres pequeños en Galveston y el resto son atendidos en el Hospital del Niño DIF de Pachuca.
Virginia Sendel y Guadalupe Romero de Olvera, ayer durante la firma de convenio de colaboración.
Virginia Sendel y Guadalupe Romero de Olvera, ayer durante la firma de convenio de colaboración. (Héctor Mora)

Pachuca

El fin de año pasado fue muy singular. Verdaderamente nos asustó, porque nunca habíamos tenido, en un solo mes, 26 niños quemados en riesgo de perder la vida. Casi uno diario”, lamentó ayer de visita en Pachuca la señora Virginia Sendel de Lemaitre, presidenta de la Fundación Michou y Mau IAP, que se encarga de apoyar a niños que han sufrido quemaduras severas.

Diciembre es el mes en el que comúnmente más casos ocurren, por la pirotecnia, la preparación de comidas calientes, y por fogatas y anafres utilizados. El número de incidentes en el periodo, en promedio, es de 10 niños. Esto significa que casi se triplicó la cifra en 2013.

La también periodista subraya la advertencia de que los niños no pueden estar en cocinas, pues “la gran mayoría de los casos ocurrieron por líquidos hirvientes, porque se volcaron encima lo que se estaba cocinando, o porque al poner a enfriar el traste en el que se cocinó, el niño camina y cae al interior”

La fundación que Sendel encabeza en México se encarga, entre otras cosas, de apoyarlos para que sean atendidos por especialistas de Hospitales Shriners de Galveston Texas, y ofrece para emergencias el teléfono gratuito 01800 080 81 82. Ella dijo que se necesita intensificar la prevención en todo el país: “Realmente nunca ha habido una campaña permanente e intensiva de prevención en México, pues estas deben durar al menos 10 años para dar resultados positivos”, y anunció que ya preparan una.

En lo referente a Hidalgo, señala que de momento no ha habido quemados graves. Sólo hay tres pequeños en Galveston y el resto son atendidos en el hospital infantil estatal. La cifra histórica en la entidad es el traslado de 55 niños hidalguenses graves en 12 años. Esto representa, aproximadamente, un caso cada dos meses y medio. Y en este momento, señaló la Presidenta de Michou y Mau, “tenemos a 272 niños recuperándose por secuelas de quemaduras no graves, pero que requirieron prótesis, cirugías estéticas, trajes de compresión y otros apoyos”.

El Sistema DIF Hidalgo y la Fundación Michou y Mau lanzaron la campaña “No te quemes” en el estado, la cual consiste en un programa de prevención a quemaduras entre niños menores de cinco años, sector de la población que es la más afectada por accidentes con líquidos hirviendo.

Dicha campaña consiste en un camión lúdico donde los niños aprenden cómo evitar accidentes con líquidos calientes, principal causa de quemaduras entre los menores de cinco años, accidente que en casos extremos es mortal, precisó la presidenta del DIF, Guadalupe Romero.

Atención integral

El Hospital del Niño DIFH atendió en 2013 a 140 pacientes por quemaduras, de los cuales nueve fueron trasladados a Galveston, Estados Unidos, y otra decena al Distrito Federal para su atención, señaló el director del nosocomio, Marco Antonio Escamilla.

El directivo recordó que el centro hospitalario ya cuenta con una Unidad de Atención a Quemados, misma que opera con personal capacitado en Estados Unidos para la atención de infantes que sufrieron este tipo de accidentes.

“Ya se encuentra totalmente integrado todo el sistema de atención para niños quemados, conformado por nueve personas, quienes recibieron capacitaron en el Hospital Shriners, y ello hace más eficiente el manejo y toma de decisiones en estos casos”, dijo.

Escamilla destacó que ya cuentan con el protocolo de atención a niños quemados, lo cual ayuda a la respuesta de emergencia en las primeras horas tras el incidente, tiempo vital para la recuperación.