Se les va el año pasado en sanear finanzas que heredaron

El tema limitó operación de los gobiernos.

Monterrey

Durante 2013 los municipios metropolitanos se dedicaron a pagar deudas al recibir administraciones con finanzas comprometidas, como fue el caso de Monterrey y Guadalupe.

Quienes hicieron uso de la facultad para contratar créditos los empelaron o en su reestructura o bien solicitaron créditos de corto plazo para hacer frente a responsabilidades de complimiento inmediato.

Con el porcentaje más alto, se encuentra Santa Catarina, a quien otorgaron un tope de 72 millones 704 mil pesos en deuda, un 9.6 por ciento del total de su presupuesto que en 2014 ascenderá a 799 millones 746 mil pesos.

El municipio que gobierna Víctor Pérez se enfrentó a graves problemas económicos durante el año, cuando al perder un litigio con un particular tuvo que indemnizarlo por 42 millones pesos que dieron “tiro de gracia” a unas finanzas que apenas estaban saneándose.

De diciembre de 2012 a noviembre del 2013, la administración había logrado pagar casi 25 millones de su deuda a largo plazo, pasando de 306 a 281 millones de pesos.

Apodaca recibió una autorización para 106 millones de pesos, que conforman el 9 por ciento de su total de ingresos.

En el ayuntamiento que dirige el priista Raymundo Flores Elizondo la palabra deuda no existía hasta la administración pasada, cuando se necesitaban recursos se acudía al Gobierno Estatal por un adelanto de participaciones que les prestaban sin mayor problema

Fue hasta la gestión de Benito Caballero que se contrató deuda por primera vez a una institución bancaria; el plazo del pago fue 18 meses con Banorte y se solicitaron alrededor de 229 millones de pesos, de los cuales se deben 114.

Con excepción de un “crédito puente” de 15 millones de pesos solicitado a Banorte al principio de 2013 y que fue cubierto el mes de marzo del año pasado, el alcalde no ha tenido que “echar mano” de préstamos. Cerró 2012 en 157 millones y 2013 en 119.

Le sigue Juárez, que podrá contratar financiamiento por hasta el 8.9 por ciento de su total de ingresos que será de 702 millones según el presupuesto que le autorizaron.

Escobedo también podría ejercer una cantidad similar; 8.4 por ciento de su capital, aproximadamente 83 millones de pesos.

El resto de los ayuntamientos están por debajo del 5 por ciento que prometieron los legisladores.

Sería a lo largo de este año que pudiera concretarse la Ley federal de deuda pública y el Congreso Federal sería quien diera visto bueno a la contratación de créditos de las entidades y los municipios.