Otro año sin instalaciones

Tras ser demolida en 2011 y con la promesa incumplida de construir una nueva, los más de 600 alumnos de la escuela, localizada en la delegación Benito Juárez, reanudan hoy sus clases en aulas ...

México

La reanudación del ciclo escolar en la secundaria 51 Carlos Benítez Delorme será, para sus más de 600 alumnos, igual que los tres anteriores: aprenderán en 18 aulas prefabricadas, pues todavía no construyen el plantel, el cual fue demolido en 2011.

En ese entonces les dijeron: “Luego de tirar el plantel, se construirá uno nuevo”, recordó la presidenta de la asociación de ex alumnos, Osianidas Colín.

Además, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), por cuarto año, negó recursos para dicha edificación.

Los encargados de la construcción de escuelas en México son el Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (Inifed) y, en este caso, su representación en el Distrito Federal (Ilifedf).

En ese sentido, el presidente de la Comisión de Hacienda de la ALDF, Héctor Saúl Téllez, explicó que, primero, se determina cuál de los institutos construirá tal o cual escuela.

Posteriormente, “si hubo presupuesto, se ve la construcción con el instituto local”.

En el Presupuesto de Egresos 2015 se señala el monto global que será repartido para la rehabilitación y construcción de escuelas, y la secundaria 51 no tiene ninguna partida asignada.

En el ejercicio presupuestal 2014 sucedió algo similar. En diciembre de 2013, la diputada Ernestina Godoy Ramos planteó un punto de acuerdo para incluir en el presupuesto del GDF recursos “para la construcción y rehabilitación de ese centro escolar”, pero tampoco hubo nada.

ESTUDIABAN BAJO RIESGO

La secundaría 51 se localiza en la colonia Niños Héroes de Chapultepec, en la delegación Benito Juárez; su estructura quedó dañada tras los sismos de 1985.

El edificio, de tres niveles, fue construido en los 60 pero, después de los terremotos, sus escaleras quedaron dañadas, se movían con el paso de los alumnos.

Una ex profesora del lugar narró que el salón de decoración de interiores y otro en la planta baja tenían agujeros en sus muros. Además, en tiempo de lluvias, el tercer piso se inundaba y el agua entraba al taller de cómputo.

COMO EN NORUEGA

La delegación Benito Juárez tiene el mayor Índice de desarrollo humano, en comparación con las otras demarcaciones del Distrito Federal. Es comparada con países avanzados, como Noruega. Sin embargo, tiene el caso de la secundaría 51.

Algunas de las aulas prefabricadas no tienen vidrios en las ventanas o perillas en las puertas.

Esas condiciones de estudio ya influyeron en su nivel de conocimientos, pues los alumnos reprobaron la Prueba Enlace 2013 y la evaluación MejoraTuEscuela.org.

MESA Y PROMESAS

La escuela fue demolida durante el segundo semestre de 2011 y la delegación entregó 20 aulas prefabricadas con la promesa de que “en breve sería construido el nuevo plantel” reiteró Colín.

Después de la demolición, el subdirector de Concertación Ciudadana de la delegación Benito Juárez, Francisco Javier García Silva, integró una mesa de diálogo con representantes del GDF, la demarcación, el Inifed, Ilifedf, el Consejo Escolar de Participación Social, la mesa directiva y ex alumnos.

El objetivo era “caminar juntos para la edificación de la escuela”, pero no sucede nada.

Desde entonces, la asociación de ex alumnos ha entregado diversos documentos sobre el proyecto a diversas dependencias de gobierno local y federal; sin embargo, no ha tenido respuesta.

“Nos dicen que la escuela se va a construir, pero no dicen cuándo”.