Aún no hay amparos contra PDU 2030 en San Pedro

El alcalde del municipio, Ugo Ruiz Cortés, dijo que espera que no se presenten estos recursos legales y en caso de que sí, aseguró que están dispuestos a enfrentarlos.

San Pedro Garza García

Aunque se dio a conocer que algunos socios del Club Palestino Libanés plantean amparos por el nuevo Plan de Desarrollo Urbano 2030, el alcalde de San Pedro, Ugo Ruiz Cortés, indicó que hasta el momento no se han presentado recursos legales en contra de las disposiciones para edificación.

De acuerdo a Ruiz Cortés, el Plan de Desarrollo Urbano 2030 aún no se vota el reglamento y se esperaría avanzar en el proceso, por lo que a la fecha no reconoció amparos al respecto.

El munícipe manifestó que lo que se busca con el nuevo plan de edificación es ordenar al municipio para darle certeza jurídica al crecimiento de las obras.

"Espero que no haya este tipo de cosas, porque finalmente es otra vez igual, queremos avanzar para poder dejar el municipio mejor y encontramos obstáculos de gente que ve en un interés particular un beneficio que afecta a una colectividad.

"Espero que no se presente y si se presenta lo habremos de enfrentar", manifestó el alcalde de San Pedro.

El pasado miércoles se reveló que durante la pasada asamblea del Club Palestino Libanés, los socios llegaron a desacuerdos por no aceptar una venta millonaria de un terreno antes de la aprobación del Plan de Desarrollo Urbano 2030.

Según lo expuesto por fuentes del Club Palestino Libanés, al limitar alturas y densidades de construcción se perdió la oportunidad de comercializar un terreno a un precio más alto de lo que les ofrecen actualmente.

Es por ello que alistan los recursos legales para ir en contra de las disposiciones de desarrollo, para favorecer la venta del espacio que se encuentra ubicado en Gómez Morín, en la zona del Planetario Alfa con uso de club.

Fue el pasado 27 de mayo cuando el Cabildo de San Pedro avaló el Plan de Desarrollo Urbano 2030, el cual pasó a revisión del Estado para verificar que no se contraponga con las reglamentaciones de urbanismo de Nuevo León.

En ese entonces el edil indicó que el proceso podría tardar alrededor de dos meses.

Las autoridades a finales de mayo informaron que lo que se privilegia en el plan es el uso de suelo para edificar habitación en todo el municipio de San Pedro, asimismo se limitarán las alturas de edificios y se controlarán antenas y vialidades en el futuro.

Respecto a las alturas, se determinó que se contempla un tope de hasta seis pisos, con excepción de los corredores cercanos al río Santa Catarina, Valle Oriente y una parte del sector Carrizalejo.

Además, se incluyen espacios para comercios de alto impacto, principalmente en las avenidas Lázaro Cárdenas y Morones Prieto.