Ahora se ampara ex director administrativo del Seguro Popular

Álvaro Córdoba tiene un averiguación previa en su contra, por lo que se acogió al amparo de la justicia federal para evitar un posible arresto.

Guadalajara

Aunque ya tenía un proceso abierto ante el juez Noveno de lo Criminal, por el delito de desvío y aprovechamiento indebido de atribuciones y funciones, Álvaro Córdoba Pérez, quien fungiera como  director administrativo del Seguro Popular, dependiente de la Secretaría de Salud, se amparó contra otra posible orden de aprehensión.

Córdoba Pérez tramitó un Juicio de amparo que quedó inscrito bajo el expediente 1652/2015 ante el Juzgado Tercero de Distrito de Amparo en Materia Penal en el Estado de Jalisco, en contra de posibles acciones emprendidas por juzgados penales del primer partido, el Fiscal General, Fiscal Central, Director General para el Combate de Delitos Patrimoniales, Comisario de Investigación, Agente del Ministerio Público 13 de Abuso de Autoridad.

Ello ante una posible orden de presentación, comparecencia, y tener derecho de petición y omisión para tener una adecuada defensa, ante el posible ejercicio de la acción penal. La autoridad judicial le concedió la suspensión provisional "para que la averiguación previa en su contra no sea consignada sin qué previo se respete la adecuada defensa, de igual forma para que no sea privado de su libertad". La demanda de acuerdo al expediente fue presentada el 9 de noviembre de 2015.

Trascendió que en contra de Álvaro Córdoba se integra la averiguación previa número 15478/2013, en la agencia 7 de delitos patrimoniales, y la indagatoria 760/2015. Por lo que se acogió al amparo de la justicia federal para evitar un posible arresto.

En febrero de este año al ex funcionario le giraron una orden de aprehensión, otorgada por el Juzgado Noveno de lo Penal, tras una denuncia que presentó la Contraloría del Estado por un posible daño patrimonial que ascendía a los 326 millones 545 mil 600 pesos. Se presumió que presuntamente, Córdoba Pérez firmó contratos sin tener atribuciones legales para hacerlo.